¿Puedo disponer de un seguro propio si soy usuario habitual de vehículos compartidos?

Existe una opción por 45 euros al año que reembolsa el dinero que haya cobrado la empresa al usuario por los daños ocasionados en el vehículo hasta un máximo de 500 euros

MADRIDActualizado:

El creciente uso de distintas alternativas de movilidad compartida hace que aumenten los percances. Todas las firmas disponen de su propio seguro, aunque los usuarios habituales también pueden contratar una póliza específica para evitar sorpresas que lleguen a incrementar tu factura hasta en 500 euros, en el mejor de los casos y si conoces todas las cláusulas de estas empresas.

Urbanpoliza ha diseñado un seguro específico, de forma independiente, para motosharing y también cuenta con una versión para carsharing. Esta opción sale por 45 euros al año -para todo los usuarios, al margen de su experiencia- y reembolsa el dinero que haya cobrado la empresa al usuario por los daños ocasionados en el vehículo hasta un máximo de 500 euros.

Las empresas de carsharing y motosharing establecen en sus términos de uso que se reservan el derecho de cobrarle al usuario por desperfectos en el vehículo un importe (generalmente hasta un máximo de 500 euros. Y es que en un alquiler tradicional, «se revisa el vehículo antes y después de entregártelo, con lo que es fácil identificar los daños que has podido hacerle al vehículo», indican desde la web de Urbanpoliza.

Una vez que das parte de un percande, se puede iniciar un proceso de reclamación para que te lo reembolsen. Desde esta empresa te indican cómo iniciar el proceso y así recibir, por transferencia y en tu cuenta, el reembolso de ese importe en menos de 21 días. Esta póliza de seguros se puede renovar una vez haya transcurrido un año o una vez la hayas empleado en recuperar tu dinero. Es decir, un uso o un año, lo que llegue antes. Los requisitos básicos son tener 21 años y tres de experiencia conduciendo.

Demás opciones

Con las bicicletas es más complicado, pero Mapfre, de cara al usuario, ofrece un seguro básico de 37 euros, que puede superar los 80 si se añaden más coberturas. Un se guro para ciclistas no profesionales. Se trata de una póliza, que por 7 euros al mes, cubre el robo de la bicicleta, los daños que pueda sufrir el ciclista y su Responsabilidad Civil, en el caso de que cause un accidente de tráfico, golpee a otro ciclista o a un peatón.

La compañia cuenta con un seguro para bicicletas eléctricas en el solo «aseguramos bicis con un máximo de 25 km/h y que al levantar el pie del pedal desacelere automáticamente. Sería un seguro de responsabilidad civil», indican desde Mapfre a ABC.

Y otro para bicicletas normales. «Tenemos el de RC de BiciMás. Es importante señalar que este seguro no es válido para deportistas profesionales, sino para particulares que montan en bici como forma ocio. Este seguro cubre la Responsabilidad Civil, daños personales para el usuario y robo y daños para la bicicleta. Esta última cobertura tiene alguna restricciones», añade.

Mapfre apuesta por el uso del casco, ya que es una medida que reduce las consecuencias en caso de accidente, y por ello, realiza un descuento de 5 por ciento en el seguro a los ciclistas que lo usen.