Gama Fiat GNCGNC: la solución «doblemente Eco» para el transporte

Los vehículos comerciales para la «última milla» se adaptan con el GNC a las normas de las ciudades, cada vez más restrictivas

MADRIDActualizado:

El gas natural, metano o GNC, es un combustible que ofrece numerosas ventajas para el transporte, especialmente para los llamados recorridos de «última milla». Un tipo de transporte que ha cobrado un gran auge debido al despegue del comercio electrónico y servicios de entregas a domicilio. Respecto a los vehículos eléctricos, el GNC tiene la ventaja de su sistema híbrido, lo que garantiza una gran autonomía en todo momento, ya que además del depósito de gas, estos vehículos se mueven con gasolina.

Una característica que hace que por un lado sus emisiones sean mínimas, y el conductor no tiene que estar pendiente en todo momento del número de kilómetros que le faltan para tener que repostar. Así un mismo vehículo se puede dedicar al transporte de mercancías en un entorno urbano, y realizar servicios de media y larga distancia.

Este tipo de gas natural se extrae directamente de yacimientos subterráneos. En cuanto a su eficiencia, la combustión del gas natural es mucho más limpia y más completa que la de la gasolina, el diésel y otros combustibles. El GNC es el carburante con menos emisiones nocivas, tiene menos coste y no está vinculado al precio del petróleo.

Comparado con los combustibles convencionales, como la gasolina y el gasóleo, ofrece ahorros considerables al conductor que pueden ser de un 60% en comparación con los motores de gasolina. Esto significa que el coste adicional de los vehículos de gas natural puede amortizarse rápidamente, gracias también a la eficiencia de los motores GNC de última generación.

Según el informe de ADAC (Allgemeiner Deutscher Automobil-Club) realizado en 2018, en el que se miden las emisiones de los coches, así como el impacto ambiental de otros elementos contaminantes (CO, NOX, HC, etc.), el Fiat Panda 0.9 8V Twinair Natural Power (GNC) ha logrado una puntuación de 91 sobre 100. Este vehículo ha sido uno de los 7 coches que consigue 5 estrellas, siendo los otros 6 vehículos eléctricos. En esta clasificación general, ha acabado en 6ª posición de todos los modelos probados, acabando por encima de algunos coches eléctricos.

La oferta de Fiat y Fiat Profesional en vehículos de pasajeros y comerciales de Gas Natural está compuesta por once modelos, desde los Panda, Doblò Panorama y Qubo hasta los furgones basados en el Panda, Fiorino, Doblò Cargo y Ducato tanto para transporte de mercancías como de pasajeros, y sus correspondientes conversiones.

En total una oferta con un rango de 1 metro cúbico de volumen y 460 kilos de carga en el Fiat Panda Van Natural Power hasta los más de 17 metros cúbicos y 1.850 kilos del Fiat Ducato Natural Power.

A través de Fiat Professional se puede acceder a la gama completa de vehículos industriales «Natural Power» con ofertas especiales de Leasys Bank Group, que incluyen desde tres años de mantenimiento integral por menos de 9€/día sin entrada, 48 meses, 100.000 km, y seguro a todo riesgo. Las promociones, modelos y condiciones se puedn consultar a través de la página web https://www.fiatprofessional.com/es/hibridos-gnc.

Fiat Doblò Natural Power

De esta amplia oferta hemos probado en profundidad el Fiat Doblò Natural Power, un vehículo que podríamos situar en la gama intermedia por tamaño y capacidad de carga, por lo que se convierte en un modelo muy versátil en cuanto a su posible utilización en diversos escenarios. Esta versión de GNC equipa un motor de 1.400 centímetros cúbicos T-Jet de 120 CV. Una potencia que nos deja un margen bastante amplio de utilización, ya que sus consumos no se elevan demasiado en entornos urbanos, y tenemos a cambio un empuje suficiente para movernos por carretera y autopista, incluso a plena carga.

El Dobló promedia 7,4 litros de gasolina de consumo a los 100 kilómetros, y 4,9 kg/100 Km de metano en el ciclo mixto, con unas emisiones de CO2 de tan solo 177/134 g/km. Logra una autonomía de 625 km, gracias a la capacidad de sus depósitos de gas y gasolina. En concreto dispone de 4 depósitos de GNC de 16,2 kg de capacidad total, con los que fácilmente se pueden llegar a recorrer 325 km. Además hay que sumar un depósito de 22 litros de gasolina, con los que la autonomía aumenta unos 300 Km.

Esta autonomía se puede ampliar recurriendo a un quinto depósito de gas de 35 kilos. Con él logramos un sistema total de 130 litros, disponible como opción en los modelos de batalla larga, con lo que la suma total nos asegura una autonomía de 450 km, que se convierten en 750 km si sumamos los kilómetros que podemos hacer con gasolina.

A bordo del coche la instrumentación y asientos poco se diferencian de un utilitario normal, por lo que la conducción es muy agradable, siempre que tengamos en cuenta las dimensiones del vehículo y la cabina de carga, que nos permite un volumen de hasta 4,6 metros cúbicos y entre 900 y 1.005 kilos. Está disponible con dos tipos de longitudes, con 4,40 y 4,75 metros. También su altura varía de 1,84 a 2,12 metros, por lo que se puede elegir en función del volumen de carga que vayamos a transportar. La anchura del vehículo, de 1,82 metros, nos permite adentrarnos incluso en calles estrechas.