La DGT da la clave para evitar colisiones en caso de frenada brusca

El organismo subraya que la distancia adecuada es de 2 segundos de diferencia entre vehículos o más con mal tiempo o frenadas fuertes

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

De todos los accidentes con víctimas que se producen al año en España, el 23% es por alcance, múltiples o en caravana, según la Dirección General de Tráfico (DGT). Sin embargo, no por ser el más común es el más mortal, pues tan solo el 8% de los fallecidos en un accidente de tráfico en España es por un accidente por alcance (sea entre dos coches, múltiple o en una retención). Incluso, el 3% de los heridos en una caravana o en un accidente por alcance necesitan hospitalización.

Un dato que reafirma Formaster ( Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial): el 28% de los heridos leves (aquellos que no requieren hospitalización y a los que se les da el alta en el propio lugar del accidente) en carretera necesita atención por un golpe acaecido por un alcance entre vehículos o en caravana. El daño más común de este tipo de incidente de tráfico suele ser dolor de cabeza, esguince cervical o traumatismo leve torácico, además de posibles apariciones de cuadros de ansiedad. Muchas de las lesiones que producen las colisiones y los alcances en caravana aparecen a las 24 horas del accidente. Solo 2017 se contabilizaron más de 23.000 accidentes múltiples, en caravana o por alcance con más de 38.000 víctimas, lo que supone 1,6 heridos por cada accidente.

Por este motivo, la DGT explica un sencillo truco, con infografía explicativa, para evitar este tipo de colisiones a través de su cuenta oficial de Twitter:

La DGT define la distancia de seguridad como «aquella distancia entre vehículos que permite detenerse en caso de frenado brusco sin colisionar con el vehículo delantero, teniendo en cuenta para ello, la velocidad de circulación y las condiciones de frenado y adherencia de la carretera».

Y de forma práctica, tal y como se muestra en al imagen, es aplicar la regla 1101-1102. Teniendo en cuenta una situación de conducción con asfalto seco y con un vehículo en buen estado (ya que en «carreteras mojadas» será el doble), elige un punto de la vía como referencia (un árbol, un poste de luz, una señal…) y cuenta 1101-1102 (son 4 segundos). Llevarás una distancia correcta si al terminar de contar todavía no has alcanzado el punto elegido.

Aunque también se puede aplicar la «Regla del Cuadrado», que engloba las distancias por tiempo de percepción y reacción a una velocidad determinada. Para su determinación, si circulamos por ejemplo a 90 km/h., elimine la última cifra quedando 9 y multiplique este número por sí mismo (9 x 9 = 81), luego la distancia de seguridad con el vehículo que va delante debería ser de 81 metros.

- Ejemplos de distancia de seguridad en «carreteras secas»:

A velocidad de 50 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 25 metros.

A velocidad de 90 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 81 metros

A velocidad de 100 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 100 metros

A velocidad de 120 km/h: Distancia de Seguridad = Regla del Cuadrado = 144 metros

Asimismo, el Reglamento General de Circulación (art. 54) obliga a todos los conductores que circulen detrás de otro vehículo a mantener una distancia de seguridad entre ambos que le permita detener el coche con seguridad y sin colisionar con él.

La normativa no especifica los metros que hay que dejar de espacio libre para turismos o motocicletas, pero sí dice que el conductor deberá tener en cuenta la velocidad y las condiciones de adherencia y frenado. La norma también obliga a mantener dicha distancia entre vehículos con el objetivo de que otro conductor pueda adelantarlo con seguridad. No respetar dicha distancia de seguridad se considera una falta grave y conlleva una multa de 200 euros, además del riesgo de accidente tanto para los ocupantes de dicho vehículo como para el resto de usuarios