Bosch «rescata» al diésel al reducir sus emisiones a una décima parte del límite legal

El CEO de Bosch, Denner, asegura que «hay futuro para el diésel» y quiere «poner fin al debate» sobre su desaparición

MadridActualizado:

«Hay futuro para el diésel. Hoy queremos poner fin, de una vez por todas, al debate sobre la desaparición de la tecnología diésel». Estas han sido las palabras con las que el CEO de Bosch, Volkmar Denner, anunció, en la conferencia de prensa anual de la compañía, un decisivo avance en la tecnología diésel.

Y es que con su nueva tecnología, los ingenieros de la empresa han conseguido reducir las emisiones de NOx a una décima parte del límite legalmente permitido. De hecho, no solo están significativamente por debajo de los límites actuales, sino también con los que entrarán en vigor a partir de 2020.

De promedio, los vehículos de pruebas equipados con esta tecnología mejorada -testados en condiciones reales- emiten no más de trece miligramos de NOx por kilómetro, muy por debajo de los 120 miligramos que se permitirán después de 2020. «El diésel tiene futuro. Seguirá siendo parte integral de las soluciones de movilidad del futuro y, pronto, las emisiones ya no serán un problema», destacó Denner.

Los ingenieros de la empresa lograron estos resultados afinando las tecnologías existentes. No se necesitan componentes adicionales, lo que aumentaría los costes. «Bosch está superando los límites de lo que es técnicamiente factible», manifestó, a lo que añadió que «equipados con la última tecnología de Bosch, los vehículos diésel se clasificarán como vehículos de bajas emisiones y seguirán siendo asequibles».

De hecho, en la conducción urbana, los vehículos frecuentemente no alcanzan esta temperatura. Por lo tanto, Bosch ha optado por un sofisticado sistema de gestión térmica para el motor diésel. Esto regula activamente la temperatura del gas de escape, lo que garantiza que el sistema de escape se mantenga lo suficientemente caliente para funcionar dentro de un rango de temperatura estable y que las emisiones permanezcan en un nivel bajo.

El CEO de Bosch aprovechó la cita para solicitar una mayor transparencia con respecto a las emisiones de CO2 causadas por el tráfico rodado, además de que tanto el consumo de combustible como dichas emisiones, se midan también en el futuro en condiciones reales de conducción.

Ya disponible

El nuevo sistema diésel de Bosch se basa en componentes que ya están disponibles en el mercado. Está disponible de manera inmediata para clientes y se puede incorporar a proyectos de producción.