F-Pace SVR: probamos «La Bestia Magnífica» de Jaguar

Saint-Tropez (Francia)Actualizado:

Motor V8 sobrealimentado con 550CV, un par máximo de 680 Nm, una ppunta de 283 kilómetros por hora y una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora de tan solo 4,1 segundos son cifras más próximas a un superdeportivo que a un SUV. Y sin embargo, son la carta de presentación del Jaguar F-Pace SVR, el último y especial trabajo sellado por la división Special Vehicle Operations (SVO) de Jaguar Land Rover, y el primer Jaguar en recibir el apellido reservado hasta ahora para las opciones más prestacionales de Land Rover.

«Internamente le llamamos La Bestia Magnífica», asegura Ross Restell, ingeniero responsable de Dinámica de SVO, que detalla algunas de las modificaciones del deportivo, seis milímetros más largo que el F Pace de base. Sobre todo, explica, se ha trabajado sobre el chasis, y se han incorporado nuevos muelles delante y detrás que son un 30 y un 10% más progresivos. También se ha afinado la dirección y la transmisión automática de 8 velocidades, de respuesta más rápida.

Numerosos detalles aerodinámicos diferencian al F-Pace SVR. Entre ellos, las dos salidas de aire sobre el capó, así como las enormes tomas del frontal. En la zaga, el paragolpes rediseñado incorpora cuatro salidas de escape (todas funcionales). Un sistema de escape activo heredado del deportivo F-Type permite modular el sonido del motor, al tiempo que facilita el flujo de salida de los gases.

El paquete de sóftware Intelligent Driveline Dynamics, que según Jaguar es el más avanzado en la historia de la marca, se ocupa de la gestion y del reparto de par a los ejes, y se ha optimizado especialmente para el SVR, con opción de desviar al trasero el 100% de la potencia o distribuirlo en una proporción 50 a 50 con el delantero.

En marcha, según pudimos comprobar durante una breve toma de contacto, demuestra un comportamiento ágil y cómodo en modo Normall y Confort, mientras que el Deportivo o Dynamic desata todo el empuje del V8 y, literalmente, deja a conductor y pasajero pegados al asiento. Acomodos, por cierto, de diseño deportivo aunque confortable, al menos en nuestro recorrido, y cuya línea, más delgada, permite un mejor acomodo a los pasajeros de las plazas traseras.

También incorpora unas llantas de 21 pulgadas, con unas de 22 opcionales, que equipan unas gomas especialmente diseñadas por Pirelli, y unos discos de freno específicos para poder domar un modelo de semejantes prestaciones de 396mm. Para su acomodo se han ensanchado los pasos de rueda, remarcando el aspecto deportivo del SVR, que incorpora, como el resto de la gama F Pace 2020 de serie, el sistema de infoentretenimiento Touch Pro con pantalla táctil de 10 pulgadas. Asimismo, incluye un cuadro digital de 12,3 pulgadas personalizable al gusto del conductor.