Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico

Resulta complicado obtener una cifra estable dado que no todas las baterías de los coches eléctricos son iguales, ni tienen la misma capacidad, además de las variaciones del precio de la luz

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El coche eléctrico puro y las variantes híbridas enchufables de coches de combustión se están poco a poco ganando un hueco en las preferencias de los compradores, con más oferta de modelos en el mercado. Sus beneficios principales son sus nulas emisiones de CO2 en circulación, y la posibilidad de «alimentarlos» con energía eléctrica procedente de fuentes renovables.

Pero también son muchas las dudas que genera, dado el número limitado de puntos de recarga públicos, las dificultades a la hora de instalar un punto de carga en el domicilio, e incluso el posible precio de la corriente a la hora de cargar de forma habitual nuestro coche.

Según Emilio Bravo, CEO de la compañía eléctrica Lucera, «el coche eléctrico se ha posicionado como el medio de transporte ideal para lograr un cambio radical en la relación de la sociedad con el medioambiente, pero para ello también es importante que en las cargas se utilice energía procedente de fuentes renovables, como la que ofrece Lucera, empresa pionera en ofrecer luz a precio de coste».

Según explican desde esta compañía, la recarga de la batería del coche eléctrico medio para recorrer unos 100km no cuesta más de dos euros en términos generales. En cualquier caso, no todas las baterías de los coches eléctricos son iguales, ni tienen la misma capacidad, además las variaciones del precio de la luz hacen que sea más complicado dar una cifra estable. El importe también depende del tipo de recarga que el usuario desee hacer, ya que puede ser normal (5-8 horas), semi-rápida (1,5-3 horas) o rápida (5 a 30 minutos). A medida que el tiempo de recarga disminuye será necesaria mayor potencia e intensidad de carga, lo que encarece la cifra.

“El coche eléctrico ya es una realidad y los usuarios son cada vez más conscientes de su impacto en la movilidad sostenible. El reto de cara a los próximos años es reducir las velocidades de carga y aumentar la cantidad de puntos de recarga, con el objetivo de mejorar su disponibilidad. En Lucera estamos convencidos de que el coche eléctrico es el medio de transporte del futuro por su carácter sostenible y respetuoso con el medio ambiente”, comenta Emilio Bravo.

Debido a la confusión que experimenta el comprador primerizo, Lucera destaca dónde y cómo cargar el coche:

-En el hogar: La instalación de un punto de carga es el primer paso para disponer de una fuente de energía para el coche eléctrico. Para ello, no es imprescindible tener un garaje individual, el usuario puede hacerlo también en el aparcamiento comunitario. Luego, la recarga dependerá de la tarifa contratada que tenga el usuario y el porcentaje de la batería que desea cargar. Lucera señala que es posible que, dependiendo de la tarifa, sea necesario realizar un cambio en el contrato, debido a la evolución del tamaño de las baterías en el último tiempo.

Actualmente las compañías eléctricas disponen de una tarifa pensada para los coches eléctricos llamada Tarifa 2.0 DHS. La misma está pensada para una potencia máxima de 10kW. En este sentido, Lucera alerta de que los consumidores del mercado regulado deben tener en cuenta que los precios se establecen a cada hora dependiendo de la demanda en cada franja horaria. El uso de esta tarifa permite un ahorro de dinero al recargar el coche en las horas en las que haya menor demanda de energía, que suele ser por la noche.

-En una electrolinera: Por norma general, recargar el coche eléctrico fuera de casa suele ser más caro, pero si la instalación de un punto de recarga en el domicilio resulta una gran inversión, existen un número de electrolineras y puntos de recarga distribuidos en distintas áreas de la ciudad que suelen ser gratuitos, pero aún son escasos. Aunque si siguen adelante los planes del Gobierno el número se incrementará significativamente.

Lucera cuenta con una tarifa de discriminación horaria de tres períodos para los que ya están convencidos y han hecho una inversión con el coche eléctrico. Los usuarios pueden contratar una potencia de 10kW (que tienen la mayoría de los hogares) o para las viviendas de mayor tamaño (chalés o adosados) de 10kW a 15kW. Con un modelo sencillo basado en una suscripción mensual de 3,90 euros al mes, los usuarios pueden contar con luz a precio de coste y asesoramiento de la compañía para ahorrar en la factura y ser más eficientes energéticamente.