Vídeo: Las matriculaciones subieron un 7% en 2018

La automoción teme un enfriamiento en 2019 tras cuatro meses de caída de ventas

El año pasado se registraron 1.321.438 vehículos, un 7% más, si bien la venta a particulares se hundió en diciembre un 11,2%. El diésel cae al nivel de 1996. Cataluña fue el farolillo rojo, al situarse como la única región con descensos acumulados

Actualizado:

Aunque la música sigue sonando bien, la letra empieza a atragantarse. Las ventas de coches se anotaron en 2018 el sexto año consecutivo de incremento, con un alza del 7%, hasta 1.321.438 unidades. Una cifra que concuerda con lo que el sector denomina un «mercado sano», acorde con el tamaño y el peso industrial de nuestro país, pero que corresponde sobre todo a los buenos datos cosechados hasta septiembre.

En la segunda mitad del ejercicio la tendencia positiva se diluyó hasta invertirse. La entrada en vigor de una nueva normativa de emisiones denominada WLTP, el 1 de septiembre, marcó el punto de inflexión de un curso sacudido también por los ataques al diésel del Gobierno de Pedro Sánchez, y de su plan para vetar los coches de combustión a partir de 2040. Entre medias, gobiernos regionales como Baleares y locales como Madrid y Barcelona han anunciado o aprobado nuevas medidas de restricción a los vehículos de combustión.

«Las incertidumbres en el mercado están retrasando las decisiones de compra», reconocieron ayer las tres patronales del sector de la automoción, Anfac (fabricantes), Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribución). Entre los motivos de preocupación, el mal dato del mes pasado. El primer diciembre en el que caen las ventas desde 2012 cerró con un frenazo del 3,5% en las matriculaciones de turismos. Supuso, asimismo, el punto culminante de un cuatrimestre completo de caída de ventas, algo inédito desde hace seis años.

PSA lidera la venta de vehículos comerciales. Peugeot y Citroën matricularon 25.370 y 24.993 unidades
Híbridos y eléctricos suben con fuerza. Los coches alternativos supusieron el 6,6% del total

El sector cree que las últimas caídas no son ya achacables al WLTP, que infló el mercado en los meses previos a su entrada en vigor -ante el temor de que los coches no homologados no pudieran comercializarse, y de que se produjeran incrementos en los precios por el alza de sus emisiones-. Esto se tradujo en descensos en los meses posteriores, debido al adelantamiento de las ventas. «Superadas ya sus distorsiones, solo cabe achacar la caída de las matriculaciones a una debilidad real de la demanda», sostienen desde el sector.

Faconauto advierte de un 2019 «teñido de incertidumbre», y Anfac avisa del impacto del menor crecimiento económico sobre las decisiones de compra. Desde Ganvam, su presidente Lorenzo Vidal de la Peña, pidió un Plan Estratégico con medidas estructurales que permitan rejuvenecer el parque, lo que a su juicio permitirá «continuar la senda positiva que nos ha dejado 2018», según explicó a ABC.

El gasóleo, sólo el 31%

El dato más preocupante es el hundimiento del 11,2% de las ventas a particulares. El canal en el que impacta de forma más directa la incertidumbre es también en el que más han caído las ventas de coches diésel. El año pasado este combustible perdió ocho puntos de cuota. De ser empleado por el 71% de los coches nuevos en 2010, apenas supone ahora el 35,8%, un porcentaje inédito desde 1996.

La caída entre los particulares se vio mitigada en parte por el crecimiento del canal de empresas, que cerró el año con un 13,6% de incremento, hasta 420.651 unidades. Éste se vio favorecido por la consolidación de nuevas modalidades de uso del automóvil como el renting, que permite cambiar de coche con mayor rapidez. También creció el canal de alquiladores, que matriculó un 5,7% más, hasta 237.777.

También aumentaron las ventas de eléctricos e híbridos, que crecieron con fuerza a partir de septiembre, suponiendo en el acumulado el 6,6% del total. Se vendieron 15.495 eléctricos puros, y 5.686 híbridos enchufables, según Aedive, un 60 y un 70% más.

En cuanto a las matriculaciones de vehículos comerciales, dominó con claridad el conglomerado galo PSA. Sus marcas Peugeot y Citroën ocuparon la primera y la segunda posición, con 25.370 y 24.993 unidades; seguidas por Renault (16.813) y Ford (16.180).