Feria del coche usado en IFEMA
Feria del coche usado en IFEMA - archivo

Cinco consejos para comprar un coche de segunda mano

La fiabilidad del modelo, el estado mecánico del vehículo, el tipo de seguro y comprobar que toda la documentación está en regla, te ahorrará tiempo y dinero

Actualizado:

Una de las principales cosas a tener en cuenta a la hora de hacerse con un vehículo de segunda mano es comprobar la fiabilidad del modelo elegido. Una buena manera de hacerlo es buscar opiniones sobre el coche deseado en internet, ya que es muy importante saber cuánto puede suponer anualmente el mantenimiento del vehículo elegido. Además, es imprescindible exigir al propietario que nos enseñe el libro de mantenimiento, donde deben estar registradas las revisiones y reparaciones que le han sido realizadas. Otra manera de conocer el desembolso que nos puede generar el coche es que el vendedor nos enseñe las últimas facturas del taller.

Un elemento clave para conocer el estado de un vehículo es el kilometraje, pues aunque el coche sea relativamente nuevo puede tener mucho rodaje a sus espaldas. Los expertos calculan que un modelo de gasolina no debería superar los 20.000 km al año y uno diésel los 30.000 km, aunque claro el cuentakilómetros es relativamente fácil de trucar. Una buena manera de corroborar este aspecto si tienes dudas, es comprobar el desgaste de los neumáticos u otras piezas del vehículo.

También es recomendable a la hora de hacerse con un vehículo de segunda mano comprobar que se encuentra en buen estado. Tú mismo puedes probar determinados aspectos como el estado de los pedales o de la palanca de cambios, pero además, es recomendable que alguien de confianza con conocimientos mecánicos revise el coche. Otra opción es solicitar los servicios profesionales de alguna empresa dedicada a estas tareas, o buscar un perito autorizado que garantice las condiciones del coche antes de oficializar la compra.

En lo referente a la documentación del vehículo es vital asegurarse de que está en regla. Además del Permiso de Circulación en el que consta la titularidad del vehículo, debe estar en orden la tarjeta de la Inspección Técnica del Vehículo (ITV) en la que consten los datos técnicos y la antigüedad del automóvil. Para evitar sorpresas una buena elección es consultar el Registro de Vehículos de Tráfico, disponible por 8 euros. Una vez realizada la compra del vehículo recuerde que tendrá 30 días para cambiar la titularidad del Permiso de Circulación, para ello debe acudir a la Jefatura Provincial de Tráfico y acreditar el pago del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

El último paso antes de ponerte a circular con tu nuevo coche en caso de que todo este correcto es el seguro, un aspecto de suma importancia ya que tocará pagar todos los años. Si el vehículo adquirido tiene más de cinco años, los profesionales del sector recomiendan hacerse con un seguro a terceros. Recuerda que, aunque se trate de un coche de segunda mano, también existe un periodo mínimo de garantía que será de un año si el vehículo ha sido adquirido en un concesionario o establecimiento mercantil, y de 6 meses si la transacción se ha realizado entre particulares.