Degüella a su expareja y al novio de ésta en Villarejo de Salvanés
Vivienda de Villarejo de Salvanés donde ha ocurrido el doble homicidio - C. HIDALGO

Degüella a su expareja y al novio de ésta en Villarejo de Salvanés

La Guardia Civil busca al hombre que ha cometido el doble homicidio en una vivienda de este municipio madrileño; tenía una orden de alejamiento de 500 metros

Actualizado:

La Guardia Civil busca a un hombre que ha degollado hoy a su expareja y al novio de ésta en un domicilio de Villarejo de Salvanés en el que se encontraban dos menores, hijos de la fallecida, según han informado fuentes del Instituto Armado.

El suceso ha ocurrido a primera hora de la mañana en una vivienda del número 12 de la calle Clara de Palacios del citado municipio madrileño. Una llamada alertó al 112 a las 8.52 horas, pero cuando los efectivos del SUMMA han llegado sólo han podido confirmar el doble homicidio de la pareja, han señalado desde Emergencias Comunidad de Madrid 112.

La mujer fallecida, de 24 años y de origen marroquí, y el novio de ésta, de 30 años y nacionalidad magrebí, han sido encontrados con una herida incisa de arma blanca en el cuello y varias heridas defensivas, también de arma blanca, en manos y brazos. Además, ella presentaba una herida penetrante en la espalda.

Los cuerpos apenas han sido manipulados por los sanitarios que sólo han podido confirmar el doble homicidio. En el lugar se encuentra la Policía Judicial de la Guardia Civil y los agentes de Laboratorio que están recogiendo muestras.

En la vivienda había dos menores, un niño y una niña, hijos de la mujer fallecida, de los que en estos momentos se ha hecho cargo la Comunidad de Madrid, a través del Instituto del Menor y la Familia. Desde la Consejería de Asuntos Sociales han explicado a Europa Press que se activa el protocolo para averiguar si los menores tienen familiares y cuál es el entorno para garantizar que los pequeños estén protegidos en todo momento.

Los cadáveres estaban en un dormitorio de la vivienda, que tiene varias alturas, mientras que los niños estaban en otra zona de la casa, han precisado a Efe fuentes de la investigación.

La Guardia Civil trabaja con la hipótesis de que el agresor, que ha huido del lugar, es un exnovio de la mujer. Éste tenía una orden de alejamiento de 500 metros respecto a su víctima. Ella había interpuesto en marzo la última denuncia contra su expareja.