Aparece un pit bull cosido a bocados en un barrio de Moratalaz donde se celebran peleas de perros
El cadáver está lleno de bocados - Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid

Aparece un pit bull cosido a bocados en un barrio de Moratalaz donde se celebran peleas de perros

Una protectora denuncia la inacción de la Policía Municipal y el Ayuntamiento para investigar este caso, ya que los agentes llamaron a los servicios de limpieza para deshacerse del cadáver

tatiana g. rivas
Actualizado:

La Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Madrid (SPAP) ha denunciado la inacción de la Policía Municipal de Madrid para investigar un caso de maltrato animal en peleas de perros del que alertó la protectora.

Los vecinos del barrio de Moratalaz llamaron a la Policía Municipal y al Ayuntamiento después de que esta semana apareciera el cadáver de un pit bull en un descampado que se encuentra entre Doctor García Tapia y Arroyo de la Media Legua. «Les informaron de que se pasaría el servicio de recogida de limpieza y nada más», detallan desde SPAP, que se presentaron en el lugar.

La protectora dio aviso a la Policía Nacional y ésta a la Policía Municipal, que volvió a llamar a los servicios de recogida de limpieza. SPAP se ha hecho cargo del animal muerto. Lo enviará este jueves a la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense para que el servicio de necropsia determine las causas de la muerte. El animal tiene microchip y apareció «cosido a bocados».

Según informaron los vecinos, en esta zona se celebran peleas de perros clandestinas como las que ya denunció este diario hace unos meses. También entrenamientos para crear conductas agresivas en los animales que luego luchan.

«Es lamentable que a día de hoy no exista en Madrid un protocolo de actuación en casos de peleas de perros, que tendría que haberse aplicado automáticamente ante la llamada de cualquier ciudadano en un caso como éste en el que existen indicios más que suficientes para que se deba poner en marcha una investigación. No nos extrañemos que las peleas de perros sigan realizándose en Madrid, porque lo hacen en la más absoluta impunidad, porque a nadie de la administración le importa que esto ocurra y lejos de perseguir esta actividad lo que habrían hecho en este caso es borrar las pruebas que pueden conducir a realizar una investigación en condiciones y a sancionar e impedir que hechos tan crueles como ver morir a un perro desgarrado ante el ataque de otro perro se produzcan con total y absoluta impunidad», denuncian desde la SPAP.