Para los gastos de placer lo aconsejable es no superar el 10-15%
Para los gastos de placer lo aconsejable es no superar el 10-15% - ABC

Lotería de NavidadLas mejores inversiones si te toca el Gordo de la Lotería de Navidad

A la hora de invertir una gran cantidad de dinero se recomienda también tomar algunas precauciones

MadridActualizado:

¿Quién no se ha preguntado qué hacer si gana la Lotería? A poco menos de dos meses para el sorteo de la Lotería de Navidad, muchos son los que sueñan con ser agraciado con el Gordo, que este año asciende a 400.000 euros el décimo, una cantidad nada desdeñable. Si logra ser uno de los premiados, lo mejor que pude hacer es invertir el premio para que dé mayores rendimientos a medio y largo plazo. Sin embargo, hay que tener cuidado cómo se emplea ese dinero, ya que invertir una cantidad elevada es una cuestión muy compleja.

Lo primero que debe saber de todo es que, como siempre, Hacienda gana, por lo que de los 400.000 euros de cada décimo del Gordo la Administración se quedará con 78.000 directamente. Así, el premio a cobrar asciende a 322.000 euros por décimo, una cuantía que permite realizar gastos inmediatos, donaciones entre familiares o inversiones en compra de inmuebles, acciones o renta fija, entre otras posibilidades.

Una vez sabida la cantidad desde la que se parte, hay varias cuestiones a tener en cuenta antes de tomar cualquier decisión. Desde Kelisto afirman a ABC que lo primero de todo es conocerse a uno mismo. Es decir, analizar nuestros conocimientos de inversión y el nivel de los riesgos que se pueden asumir. En ese sentido, otro consejo es diversificar el dinero para así minimizar los riesgos. Además, es importante plantearse lo que quieres hacer con el dinero (liquidar deudas, ahorrarlos para tus herederos, usarlos como una renta extra para cuando te jubiles...) y analizar cuánto tiempo puedes vivir sin tocar el dinero del premio.

Por otra parte, informarse sobre sobre la liquidez que tienen los productos en los que quieres invertir, para saber si es fácil recuperar el dinero, si lo puedes hacer en cualquier momento y si, para ello, tendrás que pagar algún tipo de penalización. Por ejemplo, «hay productos con una liquidez total (como las cuentas remuneradas), pero que ofrecen una remuneración más baja que otros que harán que tu dinero esté atrapado durante un determinado plazo. En otros casos, como ocurre con las acciones o los fondos de inversión, podrás deshacerte de tu inversión en cualquier momento, pero no tendrás la garantía que de que vayas a recuperar lo invertido», asegura Estefanía González, portavoz de Finanzas de Kelisto.

Asimismo, hay que tener cuidado con la fiscalidad de las inversiones, ya que los impuestos varían en función de las mismas. Por ejemplo, los depósitos y los fondos de inversión están sujetos al mismo gravamen: el 19% si las ganancias son inferiores a 6.000 euros; el 21% si se gana entre 6.000 y 50.000 euros; y el 23% si se supera esa cantidad. No obstante, la manera de aplicarlo es diferente por lo que, fiscalmente, unos productos pueden resultar más interesantes que otros. Para todo ello, se aconseja también estar asesorado por un experto.

Los errores y aciertos

Teniendo este «planning» en mente, es hora de pasar a la acción y elegir qué hacer con el dinero. Muchos quieren destinar parte de ello al puro placer, como pueden ser viajes o una comida en un restaurante de lujo, pero los expertos aconsejan que este porcentaje no supere el 10-15% del premio final. Además, hay que tener cuidado con tomar malas decisiones que conlleven rendimientos negativos. «Antes de elegir en qué invertir el dinero de un premio de la Lotería, es esencial recordar que la rentabilidad no es el único criterio que hay que tener en cuenta. Primero, hay que pensar que la remuneración siempre está ligada al riesgo. Una vez decidido el nivel de riesgo que podemos o queremos asumir, habrá que analizar cuestiones como la liquidez o la tributación, además de los gastos añadidos que pueden tener ciertas inversiones, como las inmobiliarias o, incluso, algunas inversiones exóticas, como los coches clásicos. Tampoco hay que olvidar que, con ciertas opciones, siempre será imprescindible tener conocimientos especializados o contar con el asesoramiento de un experto, como ocurre con el arte o las joyas, además de disponer de un capital elevado», añade González.

Así que, ¿cuáles podemos considerar que son las inversiones aconsejables? ¿Hipoteca, vivienda, fondos de inversión, fondo de pensiones, oro? González aclara que «todo depende de cuál sea el perfil del ganador del premio y del objetivo que desee conseguir».

Así, incide en que «para un perfil aparentemente “común”, como podría ser el de un trabajador por cuenta ajena, que acabe de comprar una cosa y tenga alguna otra deuda pendiente (por ejemplo, el préstamo del coche) y solo quiera invertir su premio en productos que generen poco riesgo y le permitan tener su dinero siempre disponible, liquidar sus deudas es la mejor opción, ya que, en este momento, los productos de ahorro/inversión más conservadores ofrecen una rentabilidad muy baja. Por tanto, ganaría más tapando agujeros y ahorrando en intereses, que dejando su dinero, por ejemplo, en una cuenta de ahorro o un depósito».