Cargamento con las conservas que contenían la droga
Cargamento con las conservas que contenían la droga - jSP
de barcelona a madrid

Latas de higos en almíbar... que contenían 71 kilos de coca procedentes de Brasil

Los detenidos son un padre, su hija y su socio que montaron en agosto una empresa tapadera para introducir la droga en España

Actualizado:

Setenta y un kilogramos de cocaína... oculta en botes de conserva procedentes de Brasil. Ésa ha sido la cantidad de droga intervendida por agentes de la Policía Nacional en Madrid.

El estupefaciente estaba camuflado en el interior de los botes que contenían higos en almíbar de manera aleatoria. La investigación ha sido muy laboriosa, dado que los agentes han tenido que abrir, una por una 1.500 latas para localizar las que contenían la coca.

Los detenidos son tres personas que habían montado en agosto pasado una empresa tapadera de exportación/importaciòn de alimentos -EMI Import Export S. L-. con el fin de introducir el estupefaciente en nuestro país.

Se trata de Emilio B. M., de 62 años, de su hija Carmen B. D., de 36, y del socio de ambos, Antonio Carlos M. C., de 31 años. El trío ha sido acusado de un delito contra la salud pública.

La operación comenzó el pasado mes de octubre, ante las sospechas del proceder de la citada compañía, enclavada en la calle de María Sevilla Diago ( San Blas).

Las pesquisas condujeron a la llegada de un cargamento de higos desde el país carioca. El contedor venía vía marítima y recaló en el puerto de Barcelona.

Un palé con más de un centenar de cajas

La mercancía fue trasladada hasta Madrid, con las preceptivas autorizaciones, donde quedó almacenada y custodiado. Después localizaron al máximo responsable de la empresa, que se desentendió de ella, alegando que estaba de vacaciones en Madrid.

Al abrir el palé comprobaron que había más de un centenar de cajas que contenían casi 1.500 latas de higos en almíbar. Varias de ellas albergaban unos envoltorios con una sustancia blanquecina que resultó ser cocaína.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes del grupo XVIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial, perteneciente a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.