Pedro Santisteve, nuevo alcalde de Zaragoza
Pedro Santisteve, nuevo alcalde de Zaragoza - fabián simón
política

Santisteve, de la lista liderada por Podemos, investido alcalde de Zaragoza

Con menos del 25% de apoyo electoral, logra la alcaldía gracias a los votos a favor que le han dado el PSOE y la Chunta

Actualizado:

El cabeza de lista de Zaragoza en Común (ZEC), Pedro Santisteve, fue investido esta sábado nuevo alcalde de Zaragoza con el apoyo de los nueve ediles de su formación, y los votos de los 6 concejales del PSOE y los dos de la Chunta Aragonesista (CHA).

ZEC fue la coalición electoral liderada por Podemos para concurrir a las elecciones municipales del pasado 24 de mayo en la capital aragonesa. Esta coalición está coparticipada por IU y por otros partidos minoritarios, entre ellos los independentistas de Puyalón, socios aragoneses de los abertzales de Bildu.

El PP fue la fuerza más votada y obtuvo 10 ediles. ZEC se quedó segunda, con 9 concejales, seguidos de los 6 del PSOE, 4 de Ciudadanos y dos de la Chunta.

Pese a reconocer que no han sido capaces de alcanzar un acuerdo programático de gobierno ni un pacto de «estabilidad», e indicar incluso que durante las negociaciones no han visto a ZEC «a la altura», los socialistas cumplieron hoy con lo decidido el viernes por su ejecutiva regional y dieron su voto favorable a la investidura de Pedro Santisteve.

Éste, al tomar posesión, optó por prometer el cargo en vez de jurarlo y, en lugar de declarar directamente su lealtad al Rey, expresó esa lealtad «a la jefatura del Estado, representada actualmente por Su Majestad el Rey». La práctica totalidad del resto de ediles de su formación, a la hora de tener que declarar su lealtad al Rey y a la Constitución, añadieron la coletilla de «por imperativo legal» o remarcando sus «principios republicanos». Fue el caso de Pablo Muñoz, Arantxa Gracia, Alberto Cubero, Elena Giner, Fernando Rivarés, Teresa Artigas y Pablo Híjar.

Los diez concejales del PP votaron a su propio cabeza de lista, Eloy Suárez, quien el jueves había ofrecido un pacto al PSOE, dispuesto a darles la alcaldía a los socialistas para evitar que la coalición liderada por Podemos alcanzara el gobierno municipal. El PSOE rechazó la propuesta.

En la sesión de investidura, los cuatro ediles de Ciudadanos optaron también por votar a su propia candidata, María Elena Martínez Otín.

Santisteve se ha convertido en alcalde de Zaragoza con un respaldo electoral que no alcanza siquiera el 25% —el 24 de mayo su lista cosechó el 24,57% de los votos—, pero se ha garantizado la investidura gracias al PSOE y a Chunta.

En la sesión plenaria de constitución de la nueva Corporación municipal zaragozana y de investidura del nuevo alcalde estuvieron presentes, entre otros, el líder de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, el alcalde saliente, Juan Alberto Belloch —que acudió con su esposa, Mari Cruz Soriano—, y el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

Más empleo público y más gasto municipal

Durante su discurso tras ser investido alcalde, Santisteve afirmó que su guía de gobierno será luchar por la efectividad de los «derechos humanos». Anunció la creación de una oficina antidesahucios, promover viviendas públicas, crear un parque inmobiliario de miles de viviendas sociales, sin descartar la «expropiación de uso» de inmuebles propiedad de la Sareb.

El nuevo alcalde calificó de «desolador escenario» el panorama socioeconómico, por lo que consideró urgente poner en marcha un «plan de emergencia social».

Se comprometió también a consolidar el empleo público actual y a promover una ampliación con nuevas ofertas de plazas, así como a aumentar el gasto público. Respecto a las tensiones económicas que eso puede provocar, Santisteve se mostró convencido de que esa expansión del gasto se puede lograr sin alterar el equilibrio financiero del Ayuntamiento, que ya se cuenta entre las grandes ciudades más endeudadas de España, como reconoció en su discurso el nuevo alcalde.

En cuanto a los impuestos, no aclaró cómo se va a sustanciar la política tributaria municipal, aunque dijo que el boejtivo es que no suba la presión fiscal para «la mayoría».

Subrayó también su compromiso con «la transparencia», tras criticar al PSOE por la falta de ella durante sus doce años de gobierno municipal. Entre las medidas qeu ha anunciado Santisteve figura la de hacer públicas las reuniones de los consejos de administración de las sociedades municipales.

Memoria histórica y laicidad

Modificará el reglamento de protocolo, ceremonial, honores y distinciones para asegurar —dijo— la «laicidad en todos los aspectos de la vida pública municipal», y anunció que se «ahondará» en la «memoria histórica de nuestra ciudad» en favor de quienes sufrieron «las consecuencias de la Guerra Civil y la posterior dictadura franquista».

Manuel Blasco, alcalde de Teruel

En Teruel, Manuel Blasco (PP) ha tendido la mano al diálogo y la colaboración con los otros partidos en su toma de posesión como alcalde en minoría, tras 20 años siendo el partido más votado de la ciudad, que no renunciará a sus principios. «No aceptaremos lecciones de honradez de nadie», ha destacado el dirigente del PP.

El ya oficialmente alcalde de Teruel ha dicho que lo más sagrado es la voluntad popular y que por sexta vez consecutiva el Partido Popular ha ganado las elecciones en Teruel. A este respecto ha pedido que ningún partido se arrogue «la representación de la ciudadanía».

Blasco ha sido proclamado alcalde de Teruel de manera automática al ser el cabeza de la lista más votada en las elecciones del 24 de mayo, sin que en la votación obtuviera ningún candidato la mayoría absoluta. Sin esa mayoría, ha reconocido, «habrá que hablar y mucho» pero sin renunciar a los principios de su formación.

El alcalde afronta el cargo de primer edil por cuarta vez, aunque en esta ocasión ha pasado de la mayoría absoluta lograda en la anterior legislatura (12 concejales) a un gobierno en minoría (8 ediles) que le obligará a negociar con los otros cinco grupos municipales para sacar adelante la gestión municipal.

En Huesca gobernará el PSOE

El socialista Luis Felipe ha sido investido hoy como nuevo alcalde de la ciudad de Huesca, con el apoyo de los concejales de la plataforma Cambiar Huesca y de Aragón Sí Puede.

En la sesión plenaria de conformación del Ayuntamiento de Huesca y de investidura del nuevo alcalde, Luis Felipe ha obtenido los votos de los ediles de su partido (8), así como los de Cambiar Huesca (4) y los de Aragón Sí Puede (2). Los concejales del PP (9) han votado a su propia candidata, la exalcaldesa Ana Alós, y los de Ciudadanos (2) al suyo propio, José Luis Cadena.

En su discurso de investidura, Felipe ha establecido como compromisos de su gobierno los mismos que refleja el acuerdo de investidura suscrito días atrás con las otras dos formaciones de izquierda. El responsable municipal ha explicado que la prioridad de su mandato serán las personas, con políticas orientadas a apoyar a las familias más vulnerables a causa de la crisis en cuestiones como la vivienda o el acceso a los servicios públicos.

Felipe se ha comprometido, además, a fomentar un espacio de diálogo con empresarios y sindicatos a fin de posibilitar la creación de "empleo digno" tanto para los parados de larga duración como para los jóvenes.