Imagen de un ejemplar de tomicus destruens
Imagen de un ejemplar de tomicus destruens - abc
SOCIEDAD

Tomicus destruens: la amenaza de los bosques valencianos

La Generalitat alerta de la «gravedad» de la plaga que afecta a los pinos por la ausencia de precipitaciones

Actualizado:

Una plaga afecta a los montes valencianas. La consellera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente, Isabel Bonig, ha considerado este miércoles que la plaga del tomicus destruens, que afecta a los bosques de pino de la Comunitat Valenciana, está "bastante acotada dentro de la gravedad".

En manifestaciones a los periodistas después de un almuerzo de trabajo con la junta directiva de la Federación de Obras Públicas de Alicante (FOPA), la consellera ha destacado que esta plaga se produce "por la falta de agua y lluvias", ya que la sequía ha provocado que la resina, defensa natural de los pinos, no cumpla con su función al no atrapar e impedir el movimiento del insecto.

También ha recordado que el Consell ha destinado 508.000 euros este año para combatirla y que en los presupuestos de 2015 se contemplan unas ayudas de 1,2 millones de euros procedentes de fondos europeos.

"Hemos priorizado las zonas donde hay más peligro o bien cortando aquellos árboles que suponen un peligro o bien colocando trampas", ha explicado.

La plaga del tomicus ha afectado a las zonas de El Verdat (Paterna), el Alto Mijares, la pinada de la Universidad Laboral de Cheste, los montes de Chiva, El Puig y el Castillo de Oropesa, la ermita de la Magdalena en Castellón y diversos municipios de la comarca de la Vega Baja en Alicante, según desveló el pasado octubre un informe del Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Levante.

Además, Bonig ha destacado la colaboración de las tres diputaciones provinciales en la lucha contra esta plaga de insectos perforadores.