Dos hileras de alambradas, a pocos metros de la autovía, rodean la cárcel de Villena
Dos hileras de alambradas, a pocos metros de la autovía, rodean la cárcel de Villena - alex domínguez
entre la más seguras

Así es la cárcel de Villena, el nuevo «hogar» de José Bretón

El Centro Penitenciario Alicante II sobrecoge por sus fuertes medidas de seguridad en su cercanía con la autovía a Madrid

Actualizado:

Es imposible no reparar en ella cuando se pasa por el kilómetro 66 de la N-330. Los millones de personas que anualmente circulan por la autovía sentido Madrid a la Costa Blanca o viceversa son saludados por una fortaleza de hormigón y alambre que sobrecoge debido a la delgada línea que separa la libertad de una de las prisiones más seguras de España. Se trata del Centro Penitenciario Alicante II, más conocido como la cárcel de Villena, y todavía más desde que hoy se haya comunicado el traslado de José Bretón.

Está situada en el límite de provincia de Alicante (la de la capital se ubica en la zona de Fontcalent) las de Murcia y Albacete. En ella han estado recluidos conocidos terroristas y criminales sentenciados por la Justicia española. Etarras como Múgica Picabea, Gadafi o Peio Celarain han pasado por sus celdas y algunos más quedan dentro. También el propio Jamal Zougam, uno de los autores materiales del 11-M que salió de la cárcel de Villena el pasado 13 de marzo después de estar allí desde 2004.

Inaugurada en 2002 por el que entonces fuera Ministro del Interior, Mariano Rajoy, la prisión ha sido bautizada como la que ofrece mejores garantías de seguridad para los funcionarios, ya que existen módulos independientes. En un inicio contó con 879 plazas nuevas repartidas en 12 módulos residenciales y tres complementarios dedicados a ingresos, enfermería y aislamiento, aunque la masificación también le ha afectado llegando a albergar a 1.400 reclusos. Las obras se ejecutaron en un plazo de 15 meses y supusieron una inversión de más de 35 millones de euros.

Ocho de los 12 módulos están destinados a hombres, dos a jóvenes, uno a mujeres y uno a madres. Además, tiene cinco edificios, uno de ellos destinado a fines deportivos y culturales, otro a fines sanitarios, a comunicaciones, servicios comunes, así como otro inmueble para actividades productivas, dotado con seis talleres ocupacionales. Además de los talleres ocupacionales, el centro de Villena dispone de una escuela infantil, de una unidad de madres equipada para atender a los hijos de las internas menores de tres años, y de un espacio destinado en exclusiva a las comunicaciones de convivencia del interno con su entorno familiar más inmediato, y en especial con los hijos menores de 10 años.