Suecia reabre la investigación por violación contra el fundador de WikiLeaks

La Fiscalía sueca cerró la investigación contra Assange la semana pasada; ahora la reabre

CARMEN VILLAR-MIR
ESTOCOLMO Actualizado:

La Fiscalía Superior de Suecia ordenó hoy reabrir la investigación preliminar por sospecha de violación contra el fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange.

«Hay razones para creer que el delito ha sido cometido. Considerando la información disponible en este momento, mi dictamen es que la clasificación del delito es violación. Por ahora no hay suficiente base para más consideraciones. Serán necesarias más investigaciones antes de tomar una decisión final», señaló en un comunicado la fiscal superior, Marianne Ny.

La semana pasada, la policía de Estocolmo informó a la fiscal en funciones, Maria Häljebo, sobre un supuesto caso de violación cometido por Assange y ésta decidió proceder a la orden de arresto. Ante el asombro general, la fiscal Eva Finné retiró la acusación al día siguiente, aunque la policía siguió investigando el y otro asunto paralelo sobre acoso sexual. Ny ordenó también ampliar esta última denuncia por acoso.

«Debido a la propia investigación y a las personas envueltas en el asunto, no puedo dar más información sobre los detalles de la investigación», señaló Ny, quien ahora asumirá además la dirección del caso, ayudada por otra fiscal.

Julian Assange, que ha reconocido haber tenido relaciones sexuales con las mujeres que le acusan, se ha declarado inocente de todo crimeny ha negado las acusaciones vertidas contra él. También ha comentado que ya le habían avisado los Servicios de Inteligencia australianos de que existían planes para hacerle caer en una trampa de caracter sexual.

De momento no se conoce si se emitirá una orden de busca y captura contra el australiano, que permanece en una dirección desconocida como cuando dio inicio el caso. Y ya se han ido filtrando detalles de las acusaciones de las dos mujeres de 20 y 30 años contra él.

Hoy vuelven a surgir teorías sobre las denuncias contra el famoso «revolucionario» o «Che Guevara de la Red», que podrían formar parte de una oscura conspiración creada para destruirle.

Assange, que se alió con el Partido Pirata de Suecia con objeto de poder preservar la libertad de palabra en su web, pensaba vivir en Suecia y ya había pedido los permisos de residencia y de trabajo en el país. Lo que hoy nadie entiende es que, si Julian Assange era consciente de que podía existir un plan para hacerle caer, pudiera mantener relaciones sexuales con dos mujeres a las que no conocía, e incluso vivir unos días en el domicilio de una de ellas.