a la espera de la autorización del congreso

Zapatero anuncia que España tendrá una participación «importante» en la intervención aliada en Libia

El presidente asegura que la comunidad internacional "no se dejará engañar" por las maniobras del régimen de Gadafi

P. DE LAS HERAS/ M. ÁLVAREZ
MADRID Actualizado:

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha expresado su "satisfacción" con la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad para intervenir en Libia. El jefe del Ejecutivo ha destacado el "alcance y significado" de lo aprobado porque "da efectividad al principio de la responsabilidad de proteger a la sociedad civil". Se trata, apuntaba, de "un paso decisivo" ante el que España "asume su deber" en el cumplimiento de la resolucion. De esta forma confirmaba que España participará en el ataque. Y lo hará, precisaba, de una forma "importante". Será mañana, en la cumbre extraordinaria convocada en París, cuando se concrete más la participación en el ataque.

Da por hecho esa participación porque, aunque falta el visto bueno del Congreso, el PP ya le ha trasladado que tendrá su apoyo. La Cámara Baja, por tanto, determinará qué "papel han de jugar" las Fuerzas Armadas españolas "en el dispositivo que se ponga en marcha" para cumplir la resolución "histórica" aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU y que abre la puerta la establecimiento de una zona de exclusión aérea.

Dado el alcance del asunto, el jefe del Ejecutivo será el que comparezca el próximo martes en el Congreso y no la ministra de Defensa, Carme Chacón, que había adelantado que España ha ofrecido a la OTAN las bases de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla). En la declaración conjunta de Zapatero con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, el presidente ha especificado que ha "autorizado el uso" de las bases españolas por parte de las fuerzas de EEUU "que eventualmente las necesiten". Entre los medios navales que podrían participar en la intervención está el portaaviones Príncipe de Asturias.

En la comparecencia, de menos de media hora, Zapatero también ha lanzado un mensaje a Gadafi al asegurar que la comunidad internacional "no se va a dejar engañar y va a verificar con todos su medios a su alcance el alto el fuego decretado y el cumplimento estricto de la resolución de la ONU". Asimismo, el presidente ha explicado que jefe del Ejecutivo ha mantenido informado de todas estas decisiones al Rey, al líder de la oposición, Mariano Rajoy, y al presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida.

Intervención de urgencia

A la comparecencia de Zapatero en La Moncloa le ha seguido la del vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha admitido que el Ejecutivo no descarta tener que tomar una "decisión urgente" para poner en marcha la intervención militar en Libia si los acontecimientos "se precipitan" y que el Congreso de los Diputados la convalide posteriormente. "Cualquiera de los dos mecanismos están encima de la mesa", ha explicado.

Según Rubalcaba, de momento el Gobierno ha enviado al Congreso una solicitud de autorización, pero es posible "ir a una convalidación" posterior "si los acontecimientos obligan a tomar una decisión y la Cámara no ha podido reunirse", teniendo en cuenta que "las cosas van deprisa" y todos los países, Libia incluido, están tomando posiciones. Así las cosas, el Ejecutivo no prevé que el Parlamento se reúna de urgencia este fin de semana -aunque el calendario lo decide la Mesa del Congreso- ni tampoco que sea necesaria una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros.

El que se tomen o no decisiones "urgentes", ha explicado el portavoz del Gobierno, estará en función de lo que se hable mañana en la cumbre que se celebrará en París entre varios dirigentes europeos -entre ellos Zapatero- con representantes de la ONU, la Liga Arabe y la Unión Africana, y de lo que se decida en el seno de la OTAN en una reunión militar y de embajadores prevista para a partir de mañana a mediodía. En esa reunión, ha precisado, "se va a fijar exactamente la participación de cada miembro de la OTAN", de manera que la posición española en la intervención "se definirá en las próximas horas". "Vamos a ver qué modalidades de participación se prevén, qué piensan los distintos países y qué piensa la OTAN, que seria la organización en el seno de la cual España podría participar en este tipo de misión, que está por definir".

El presidente se ha reunido en la sede de la Presidencia del Gobierno con los integrantes de la comisión delegada del Ejecutivo ante situaciones de crisis. Entre los integrantes de este gabinete, encabezado por Zapatero, se encuentran sus tres vicepresidentes: Alfredo Pérez Rubalcaba, Elena Salgado y Manuel Chaves. También han estado presentes las ministras de Asuntos Exteriores y Defensa, Trinidad Jiménez y Carme Chacón, respectivamente, así como el titular de Presidencia, Ramón Jáuregui, y el director del CNI, Félix Sánz Roldán. En dicha reunión se han estudiado los informes de Defensa y del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para concretar mañana la participación española en una intervención militar internacional. Además, el Rey ha mantenido esta tarde un despacho extraordinario con Zapatero, en presencia del Príncipe de Asturias, para abordar la situación política internacional.