TÚNEZ

Ben Ali destituye a todo su Gobierno y convoca elecciones legislativas en seis meses

El presidente de Túnez trata de aplacar a la desesperada a la turbamulta que grita en las calles de la capital «Ben Ali, fuera» o «Ben Ali, asesino»

ENVIADO ESPECIAL A TÚNEZ Actualizado:

A la desesperada. Así se encuentra el presidente tunecino, Zine El Abidine Ben Ali (74 años, 23 de ellos en el poder), quien en un intento por frenar las descontroladas protestas contra su régimen ha anunciado la destitución de todo su Gobierno y la convocatoria de elecciones legislativas en el plazo de seis meses.

El anuncio se produce durante la cuarta jornada de protestas sociales en la capital tunecina que hoy ha vivido escenas inimaginables en este país magrebí gobernado con puño de hierro como la toma del techo del Ministerio del Interior por parte de los manifestantes al grito de «Ben Ali, fuera» o «Ben Ali, asesino».

Esta medida «in extremis» se une a la ya anunciada la pasada noche en un discurso televisivo por la cual anunció que no volverá a presentarse a la reelección presidencial en 2014. La Constitución ya prevé que ningún candidato mayor de 75 pudiera presentarse (Ben Ali tendría 76), sin embargo en el entorno presidencial siempre se barajó la posibilidad de modificar la Constitución a la medida de Ben Ali.

Otros anuncios realizados en las últimas 48 horas por el líder tunecino han sido la dimisión de su ministro de Interior o la bajada del precio de los alimentos y productos básicos, causa económica de fondo de la revuelta junto a las elevadas tasas de desempleo entre los jóvenes (en torno al 30 por ciento). La chispa de esta rebelión aconteció cuando Mohamed Bouazizi , un joven tunecino de 26 años, licenciado en Informática y en paro se quema a lo bonzo como señal de protesta tras ser decomisado su carrito ilegal de frutas y verduras. Sucedió el 17 de diciembre en Sidi Bouzid, ciudad situada en el corazón de Túnez.