Youtube«Popeye», el sanguinario sicario de Pablo Escobar que ahora triunfa en Youtube

En nueve meses, Jhon Jairo Velásquez ha conseguido reunir más de 110.000 suscriptores en Youtube, lo suficiente para vivir del negocio online

Actualizado:

Jhon Jairo Velásquez asegura haber matado a 300 personas desde su puesto de sicario y mano derecha de Pablo Escobar, el popular narcotraficante que puso en jaque Colombia a finales del siglo XX, aunque reconoce que indirectamente puede haber acabado con la vida de 3.000. Tras pasar 23 años en la cárcel, uno de los cabecillas del sangriento cártel de Medellín se ha convertido ahora en una estrella de Youtube en Colombia.

Apodado durante en sus tiempos de criminal como el popular personaje de dibujos, el sicario se hace ahora llamar en su cuenta de Youtube el «Popeye Arrepentido» y ha emergido como el fenómeno de moda en Colombia. Lo ha hecho a través de vídeos donde narra su experiencia de sicario y trata de desmitificar a Pablo Escobar, considerado todavía un ídolo entre algunos sectores. «Pablo Escobar Gaviria era un asesino, un terrorista, un narcotraficante, un secuestrador y un extorsionista, pero era mi amigo», según lo describe en uno de sus vídeos.

En nueve meses, Popeye ha conseguido más de 110.000 suscriptores, lo suficiente para vivir de ello. Algunos de sus vídeos superan la barrera del millón de visitas y su canal ya ha recibido más de 9,5 millones de visitas.

«De un momento a otro tuve 1.000 seguidores, luego 2.000 y así fui creciendo. Hay un cierto grado de curiosidad morbosa por los homicidios, especialmente por parte de los jóvenes. (...) Gano dinero limpio con un trabajo honesto, ciertamente hay peores alternativas», explicó en una entrevista con ‘The Guardian’.

Además de su pasado, el youtuber emplea sus vídeos para criticar al gobierno de Nicolás Maduro y el actual estado de Venezuela. Partidarios del régimen y familiares de las víctimas del narcotráfico cargan duramente contra sus vídeos en los comentarios. «Para nosotros es una bofetada en la cara que se presente ahora como un experto en la materia y consulto. Él no ha mostrado ningún remordimiento por lo que nos hizo», explica en ‘The Guardian’ uno de los padres que perdieron a su hijo en uno de los atentados de Escobar.