Stephan Weil, líder regional del SPD alemán, comparece tras conocer los resultados del Estado de Baja Sajonia (Alemania)
Stephan Weil, líder regional del SPD alemán, comparece tras conocer los resultados del Estado de Baja Sajonia (Alemania) - EFE

Los socialdemócratas ganan los comicios regionales del «Land» alemán de Baja Sajonia

La ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) accederá por primera vez a esa cámara regional

Corresponsal en BerlínActualizado:

Era la última batalla electoral de Merkel y la canciller alemana se despide de las urnas alemanas claramente a la baja. «Estamos ante un fulminante éxito como no veíamos desde 1998», han sido las primeras palabras del líder regional socialdemócrata (SPD), Stephan Weil, con un resultado del 37,5% según los primeros datos publicados y con un aumento de votos de casi el 5% respecto a las anteriores elecciones.

Los socialdemócratas alemanes, que están inaugurando el primer momento no depresivo desde el fallido regreso de Martin Schulz desde Bruselas a la política alemana, no podrá sin embargo reeditar la coalición con Los Verdes, que solo obtienen el 8,5% y con una pérdida de más del 5% de los votos.

La coalición de gobierno más evidente resultaría, a la luz de estos resultados, la suma de escaños del SPD y los de la CDU de Merkel, que habiendo perdido el 1% de los votos queda en el 35%. Pero también cabe la más lejana posibilidad de que la CDU termine aliándose con verdes y liberales, en un ensayo de la Coalición Jamaica que intenta también formar en Berlín. «Ha sido un buen resultado y ahora toca negociar», ha dicho bastante animado el candidato cristianodemócrata, Bernd Althusmann, «ahora debemos deliberar qué es lo más inteligente que podemos hacer con ese resultado y qué opciones tenemos en beneficio de Sajonia y de Alemania».

El partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) ha ocnseguido en estas elecciones regionales entrar en el decimocuarto de los 16 Parlamentos de los Bundesländer por estrecho margen, con un 5,5% de los votos allí donde la ley exige un mínimo del 5%. «Nadie debe preocuparse por eso», ha tranquilizado el vencedor Weil en sus primeras declaraciones, «el SPD es un partido con gran trayectoria democrática que actuará en todo momento con responsabilidad y que sabrá manejar la situación».