Vídeo: Sánchez se reúne con los presidentes de Colombia, Ecuador y Costa Rica - Atlas

Sánchez llama a Guaidó para alabar su «coraje» pero sigue sin reconocerle como presidente de Venezuela

El líder de la Asamblea Nacional destaca que el presidente del Gobierno le ha trasladado «su respaldo» a la hora de «lograr un Gobierno de transición y tener elecciones libres»

ENVIADO ESPECIAL A DAVOSActualizado:

Casi veinticuatro horas después de que Juan Guaidó se proclamase presidente de Venezuela, Pedro Sánchez se ha puesto en contacto desde Davos con el opositor venezolano. Ha sido a través de una conversación telefónica «informal y amigable», según fuentes del Ejecutivo, y en la que Sánchez ha trasladado « la empatía por el coraje de Guaidó y su voluntad de encarnar a la Asamblea Nacional». Palabras de apoyo que, por el momento, no se traducen en el reconocimiento de un cambio en el Gobierno de Venezuela. Según el Gobierno, este solo se producirá si el «frente europeo» lo apoya.

El «objetivo» de España es que se produzcan elecciones en Venezuela. Para ello, el Ejecutivo considera que es necesario convocar urgentemente un Consejo de Asuntos Exteriores de la UE y que el Viejo Continente esclarezca definitivamente su posición respecto al conflicto. Hasta ese momento, Moncloa no reconocerá a Guaidó.

De esta forma, el Gobierno se remite al comunicado enviado este miércoles por la Unión Europea en el que la alta representante comunitaria para la Política Exterior, Federica Mogherini, trasladaba su apoyo a la Asamblea Nacional y reclamaba habilitar «inmediatamente» el proceso para celebrar unas elecciones «creíbles».

Las conversaciones entre el presidente del Gobierno y Guaidó han sido confirmadas por fuentes del Ejecutivo a un grupo de periodistas en Davos, donde se encuentra Sánchez. «Cuando se conoció lo que estaba ocurriendo en Caracas el primer objetivo fue informarse y formar un consenso europeo», apuntan desde Moncloa. Pese a la intención de crear un frente común, desde el Ejecutivo explican que el «alma iberoamericana» de España ha provocado que Sánchez haya tomado la iniciativa este jueves convocando una reunión con los mandatarios iberoamericanos que se encontraban, como él, en el Foro de Davos.

Es por ello que Pedro Sánchez se ha visto las caras con los presidentes de Colombia, Costa Rica y Ecuador. También habían acudido al Foro representantes de Perú y Paraguay, pero estos ya se habían marchado esta mañana. Moncloa destaca que este encuentro, producido con países que ya han reconocido a Guaidó como presidente, es toda una «declaración de intenciones».

«Son actores importantes, cercanos geográficamente a Venezuela y que conocen lo que está ocurriendo allí», señalan desde el Gobierno. Tras el encuentro, lo primero que ha hecho Sánchez es telefonear a Guaidó.

El presidente del Gobierno ha explicado al opositor «cómo intenta mantener la unanimidad europea en apoyo de la Asamblea Nacional que él preside». Ambos han intercambiado impresiones, han hablado de planes y han abordado el papel que puede jugar España en este conflicto. Más allá de eso, desde el Ejecutivo mantienen la cautela mostrada desde que estalló la revuelta en el país.

El propio Juan Guaidó ha reconocido estos contactos en su cuenta de Twitter, desde la que ha señalado que Sánchez le ha confirmado su «total respaldo» a la hora de «lograr un Gobierno de transición y tener elecciones libres».

El Ejecutivo considera que el siguiente paso debe ser la convocatoria «urgente» de un Consejo Europeo de Asuntos Exteriores para la semana que viene que permita articular una respuesta coordianda a este conflicto. Aún así, el Gobierno destaca el «gesto» realizado este jueves y recuerda que ya ha condenado «en varias ocasiones» la gestión de Nicolás Maduro.