La revista de Estado Islámico Dabiq difunde una imagen de la supuesta bomba que derribó el avión ruso

Rusia confirmó el lunes que el siniestro se produjo por un artefacto

Actualizado:

La revista del grupo terrorista Estado Islámico 'Dabiq' ha difundido una imagen del supuesto artefacto explosivo utilizado por su filial en el Sinaí para derribar el avión de pasajeros ruso que se estrelló el 31 de octubre. La imagen de la supuesta bomba muestra, sobre una tela azul, una lata de refresco, unos cables y lo que parece un detonador.

Asimismo, en el número 12 de su publicación, también ha difundido como «exclusiva» los pasaportes de algunas de las 224 personas que viajaban a bordo de la aeronave, un Airbus de la compañía Kogalymavia.

El Servicio de Seguridad Federal (FSB) ruso confirmó el lunes que el siniestro se produjo como consecuencia de la explosión de un artefacto de fabricación casera en el interior del aparato, si bien las autoridades egipcias insisten en que aún no tienen pruebas de que la tragedia fuera un «acto criminal».

El diario ruso 'Kommersant' ha informado este miércoles de que la bomba estaba colocada en la cabina principal del avión y no en el compartimento de carga, como se había indicado hasta ahora.