El rescate in extremis de dos cachorros sepultados tras un bombardeo en Siria

Los cascos blancos se emplean a fondo con la vista puesta en una especie de cueva improvisada....

Actualizado:

Los cascos blancos se emplean a fondo con la vista puesta en una especie de cueva improvisada. Ocurre en la ciudad siria cerca de Alepo. Debajo de los restos del edificio en ruinas hay dos cachorros a los que hay que rescatar. Están sepultados por los escombros. A uno de ellos, la suerte le ha sonreido. Su cabeza ha quedado fuera y aparentemente no tiene problemas para respirar. Pero no hay tiempo que perder. Porque los daños en sus cuerpos pueden ser graves. Con suma delicadeza van retirando los escombros que les atrapan hasta liberarlos. Han sido una víctima más de los brutales bombardeos que aún siguen perpetrando las fuerzas del régimen de Al Assad. Uno de los cachorros, ya está a salvo. El otro, no ha podido sobrevivir.