Un retrato de Jo Cox, la diputada laborista asesinada, en la plaza del Parlamento de Londres
Un retrato de Jo Cox, la diputada laborista asesinada, en la plaza del Parlamento de Londres - REUTERS

El Parlamento británico recuerda a Jo Cox, la diputada asesinada

La convocatoria de esta sesión extraordinaria ha sido solicitada por el líder laborista, Jeremy Corbyn, ya que la Cámara de los Comunes está en receso por la campaña por el referéndum sobre la Unión Europea

EFE
LONDRESActualizado:

Los diputados británicos han hecho este lunes una pausa en la campaña del referéndum sobre la UE para participar en una sesión parlamentaria extraordinariaque rendirá tributo a la diputada Jo Cox, asesinada a tiros la semana pasada.

Los parlamentarios han acudido a la Cámara de los Comunes sobre las 13.30 GMT para luego participar en un servicio religioso en la Iglesia de Santa Margarita, ubicada al lado del Parlamento, como recuerdo de la diputada laborista asesinada el jueves en el norte de Inglaterra.

La muerte de Cox causó una conmoción en el Reino Unido, que está centrado en la campaña para el plebiscito de este jueves, cuando los británicos deberán decidir si permanecen o se marchan de la Unión Europea (UE). Esta tarde, los diputados pueden romper la tradición y sentarse al lado de colegas de otros partidos, en vez de hacerlo como es habitual, en las áreas correspondientes a cada formación.

El diputado conservador Jason McCartney, que representa a la circunscripción de Colne Valley, situada al norte de Inglaterra, ha solicitado por escrito al presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, para que autorice este cambio de asientos en señal de unidad y solidaridad de la cámara ante el asesinato de Cox.

La convocatoria de esta sesión parlamentaria ha sido solicitada por el líder laborista, Jeremy Corbyn, ya que la Cámara de los Comunes está en receso por la campaña para el referéndum. Tras la muerte de Cox, que fue apuñalada y tiroteada en la calle en la localidad de Birstall, en el norte de Inglaterra, la Policía detuvo a Thomas Mair, de 52 años, que compareció el sábado en el tribunal de Westminster, en Londres, acusado del asesinato de la diputada, y este lunes lo hará ante el de Old Bailey, también en la capital británica.