Policías antidisturbios interrumpen una manifestación este sábado, en Managua
Policías antidisturbios interrumpen una manifestación este sábado, en Managua - EFE
NICARAGUA

Ortega incumple los acuerdos, alcanzados horas antes, y vuelve a reprimir las protestas

Al menos cuatro heridos y once detenidos es el balance de una nueva jornada de protestas tras haber aceptado el gobierno devolver las garantías y libertades al pueblo nicaragüense

MANAGUAActualizado:

Al menos cuatro personas han resultado heridas y once han sido detenidas en una nueva jornada de protestas en Nicaragua que ha tenido lugar un día después de que el Gobierno de Nicaragua -que preside Daniel Ortega- aceptase la «liberación definitiva» de todos los presos políticos detenidos durante los últimos once meses en las protestas contra el Gobierno y restablecer las garantías y libertades al pueblo nicaragüense.

La Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) ha emitido un comunicado en el que han criticado que el Gobierno haya incumplido sus acuerdos en lo que respecta al derecho a la concentración pacífica y al desarme de los paramilitares.

La UNAB convocó a los nicaragüenses a participar este sábado en la que han denominado una «sentada nacional» como parte de una jornada de movilización en el país para elevar la presión al régimen de Daniel Ortega, según ha recogido el diario local 'La Prensa'.

En este sentido, este movimiento ha exigido al Gobierno que respete los derechos de los nicaragüenses; así como que liberen de forma «inmediata» a los detenidos y que acaben con este«asedio» hacia las personas que se han manifestado en distintas partes del país.

Asimismo, han mostrado su compromiso de continuar estas movilizaciones hasta que se consiga la «libertad, la justicia y la democracia» en el país.

Además, han instado a la comunidad internacional a que «tome nota» de la «falta de voluntad real del Gobierno» para encontrar una salida a la crisis que vive Nicaragua.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos también ha condenado esta represión a través de su cuenta de Twitter. «El estado de Nicaragua no debe permitir la intervención de civiles armados ni el uso desmedido de la fuerza policial en manifestaciones», ha dicho a través de esta red social.