Un grupo de militantes de la organización terrorista Boko Haram
Un grupo de militantes de la organización terrorista Boko Haram - AFP

Al menos diez muertos y varios heridos por un atentado suicida de Boko Haram al norte de Camerún

El kamikaze se ha infiltrado en una sala con varias personas congregadas en su interior, donde se ha hecho explotar

Actualizado:

Al menos diez personas han sido asesinadas en un atentado suicida perpetrado durante la noche del miércoles al jueves en una localidad del norte de Camerún fronteriza con Nigeria, según han informado fuentes de seguridad a AFP.

«Un kamikaze (del grupo islamista ejército nigeriano) Boko Haram se ha hecho explotar durante la noche en Djakana», en la frontera con nigeria, matando a diez personas, según ha indicado a AFP esta fuente bajo anonimato. La información ha sido confirmada por uan fuente próxima a las autoridades de la región.

«Por el momento, siete personas han muerto, incluido el kamikaze. Cuatro heridos han sucumbido a continuación», ha precisado la citada fuente. «Otros heridos se encuentran en el hospital. Tememos una evolución del número de víctimas», ha añadido.

Según esta fuente, la mayoría de las víctimas eran miembros del comité de vigilancia encargado de perseguir a los combatientes de Boko Haram, grupo afín a la organización terrorista Daesh. «Estaban reunidos en una sala de vídeo cuando un kamikaze se ha infiltrado y ha accionado su carga explosiva», ha explicado la fuente.

Estas últimas semanas, no se había registrado ningún atentado en esta región septentrional, fronteriza con la zona de influencia de Boko Haram en Nigeria.

Boko Haram, que ha sufrido importantes reveses estos últimos mesesfrente a las ofensivas dirigidas por los ejércitos de varios países de la región, ha multiplicado los atentados suicidas, utilizando regularmente a mujeres y a niñas como kamikazes, en Nigeria, en Camerún, en Chad y en Níger.

Los atentados suicidas se dirigen frecuentemente contra mezquitas, contra mercados populares, estaciones de autobuses y puestos de control. Varios ataques han afectado también a los campamentos de personas desplazadas por el conflicto que dura deesde 2009 y que ha causado 200.000 muertos y 2,3 millones de refugiados.