Hallan en Mosul la mayor fosa común cavada por Daesh de más de mil cadáveres, según HRW

En la fosa común, de 35 metros de diámetro, se produjeron ejecuciones semanales durante un año, entre mediados de 2014 y 2015, según los testigos consultados por la ONG

Actualizado:

Una fosa común cavada por el autodenominado Estado Islámico o Daesh cerca de la ciudad de Mosul, la «capital» iraquí de los yihadistas, puede superar el millar de cadáveres, ha informado este miércoles Human Rights Watch (HRW).

La fosa común, hallada a mediados de febrero, se ubica en la zona de Jafsa, a ocho kilómetros al sur de Mosul, en la orilla oeste del río Tigris, y puede tratarse de la mayor de entre las decenas que excavó el grupo terrorista en Irak y Siria para deshacerse de sus víctimas.

Las autoridades todavía no han podido exhumar los cuerpos porque la zona está minada, pero HRW considera que esta es la mayor fosa común de Daesh en base en testimonios de los habitantes de la zona, según los cuales, los yihadistas realizaron "miles" de ejecuciones en Jafsa.

Los explosivos dejados por el EI alrededor de la fosa en su retirada causaron la muerte a tres policías y a una reportera de la televisión kurda Rudaw, Shifa Gardi, el pasado 25 de febrero.

En la fosa común, de 35 metros de diámetro, se produjeron ejecuciones semanales durante un año, entre mediados de 2014 y 2015, según los testigos consultados por HRW.

También es posible que en este lugar se hallen parte de cadáveres de los 600 presos asesinados por Daesh en la cárcel de Baduch, ubicada 10 kilómetros al oeste de Mosul.

El pasado 11 de marzo, las autoridades iraquíes anunciaron el descubrimiento de una fosa común en Baduch con cerca de 500 cadáveres, aunque HRW dijo que «no está claro» cómo se calcularon esas cifras.

Cuatro días después de ese hallazgo, un general del Ejército le dijo a HRW que habían sido exhumados cerca de 400 cadáveres de la fosa de Baduch.