El dirigente opositor venezolano Carlos Vecchio
El dirigente opositor venezolano Carlos Vecchio - EFE

Estados Unidos reconoce ya a un «embajador» venezolano designado por Guaidó

Carlos Vecchio es el nuevo encargado de negocios. Tanto la Casa Blanca como la OEA relegan a los diplomáticos de Maduro

Actualizado:

La diplomacia norteamericana comienza a aplicar las directrices de Donald Trump y el domingo por la noche aceptó formalmente al nuevo representante propuesto por el nuevo Gobierno interino de Venezuela. Será Carlos Vecchio, coordinador político del partido de Leopoldo López, Voluntad Popular. A su vez, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, ha apoyado el nombramiento de un nuevo representante especial venezolano, un cargo que recaerá sobre el veterano político y abogado Gustavo Tarre.

Vecchio (Monagas, Venezuela, 1969) vive exiliado en Estados Unidos. En su juventud estudió en dos de las universidades norteamericanas más prestigiosas, Georgetown y Harvard, antes de regresar a su país y comenzar en política. Leopoldo López le encargó la coordinación de su partido desde la clandestinidad tras su arresto. En febrero de 2014 el régimen dictó orden de arresto contra Vecchio en la misma causa en la que se detuvo a López por desórdenes públicos, provocar incendios y asociación ilícita. Semanas después se exilió en EE.UU.

Según dijo el jefe de la diplomacia norteamericana, Mike Pompeo, en un comunicado emitido este domingo: «EE.UU. acepta la designación del presidente interino Juan Guaidó de Carlos Alfredo Vecchio como el encargado de negocios del Gobierno de Venezuela en EE.UU. el 25 de enero. El señor Vecchio tendrá autoridad sobre asuntos diplomáticos en EE.UU. en nombre de Venezuela».

Vecchio se ha reunido ya con el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, David Hale, quien según el Gobierno «reafirmó el firme apoyo de EE.UU. al liderazgo del presidente interino Guaidó en Venezuela». El consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, ha asegurado que trabaja en vías para poner los fondos y bienes del régimen —incluidos los ingresos de la venta de petróleo— a disposición de Guaidó y su Gobierno.

Por su parte, Luis Almagro, el secretario general de la OEA, ha dicho que está convencido de que Tarre (Caracas, 1946) es la persona idónea para «coordinar acciones para el restablecimiento del orden constitucional y democrático». Tarre reside en Washington y es socio del prestigioso ‹think tank› Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales. Fue diputado de la facción demócrata cristiana en el Congreso de la República desde 1979 hasta su supresión en 1999. Se exilió en 2014 después de que el régimen lo acusara de planificar el asesinato de Maduro junto a María Corina Machado, algo que él siempre ha negado.