Una mujer es herida por el Deash
Una mujer es herida por el Deash - STAHLGEWITTER SYREN

Denuncian el asesinato de 170 civiles por Daesh cuando intentaban huir de Mosul

La mayoría de las víctimas son niños, mujeres y ancianos, el suceso ocurrió en la entrada de una fábrica de bebidas gaseosas

Actualizado:

La Comisión de Derechos Humanos del Consejo provincial de Nínive, de la que Mosul es capital, denunció hoy la muerte de al menos 170 civiles el pasado día 1 de junio a manos de los yihadistas del grupo Estado islámico —EI— en un barrio de la urbe septentrional.

El presidente de la Comisión, Gazuan al Daudi, dijo a Efe que la mayoría de las víctimas son niños, mujeres y ancianos, además de decenas de personas que resultaron heridas por los disparos de los radicales.

Los civiles fueron tiroteados frente a la entrada de una fábrica de bebidas gaseosas, situada en el barrio de Al Zanyili, que permanece bajo el control del EI en la mitad oeste de Mosul.

«Daesh comete los más horrendos crímenes contra los civiles y es una organización terrorista que no duda en matar a todo aquel que quiere escapar de su control», denunció Al Daudi.

Asimismo, dijo que las autoridades locales han pedido a la comunidad internacional y sus organismos que persigan a los miembros del EI para llevarlos ante la justicia.

El representante provincial añadió que, desde el comienzo de la ofensiva sobre los últimos barrios en manos del EI el pasado 28 de mayo, el número de civiles asesinados por los yihadistas se eleva a 260, muchos de ellos tiroteados por francotiradores.

Las t ropas iraquíes luchan en la parte occidental de Mosul desde el pasado febrero, pero el EI ofrece resistencia en algunas áreas, sobre todo en el casco antiguo de la urbe.

A finales de enero, las fuerzas gubernamentales consiguieron hacerse con el control de la mitad oriental de Mosul, dividida en dos por el paso del río Tigris.