Sesión del Parlamento Europeo en Estrasburgo
Sesión del Parlamento Europeo en Estrasburgo - EFE
Nuestra EuropaNuestra Europa

En busca del talento femenino oculto

La iniciativa #DóndeEstánEllas quiere aumentar la presencia de expertas como ponentes en simposios o debates

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El talento no debe tener género, pero muchas veces, demasiadas veces, el género determina la visibilidad del talento, de las aportaciones que muchas personas quieren hacer a la sociedad. Ellas, aunque están sobradamente preparadas, se ven apartadas de los foros de discusión. Pero, ¿cuántas son las que se ven perjudicadas? ¿Cuántas veces han sido ignoradas en los simposios, foros o paneles? Para poner cifras a esta situación, nació hace un año la iniciativa #DóndeEstánEllas impulsada por la Oficina del Parlamento Europeo en España. Una propuesta a la que se sumaron 18 empresas, colectivos sociales, ‘think tanks’ o universidades con tres objetivos: visibilizar a las mujeres expertas en temas europeos o de actualidad internacional, evitar siempre que sea posible realizar paneles solo con varones y hacer un recuento interno anual.

El primer balance, presentado ayer, destaca que cuatro de cada diez ponentes eran mujeres. «Queda lejos de la paridad pero sirve para visibilizar ese talento», apuntó la directora de la Oficina del Parlamento Europa en España, María Andrés. Fueron 1.447 participantes mujeres (39,8%) frente a los 2.187 ponentes masculinos (60,16%) en los más de 500 debates organizados por las entidades firmantes de esta iniciativa. Del número de expertas, solo 64 fueron féminas con algún tipo de discapacidad, lo que equivale al 1,64%. «Es un intento honesto por radiografiar la participación de mujeres y hombres, visibilizar el talento femenino que existe y mostrar las dificultades que encontramos a menudo para encontrar mujeres expertas. El objetivo final de #DóndeEstánEllas no es haber alcanzado esa cifra, sino ir mejorándola cada año», explicó Andrés, quien recordó que en Europa la mujer cobra un 16% menos de media y solo hay un tercio de ejecutivas en los consejos de administración.

«Es importante la diversidad porque no puede faltar el 50% de la población», recalcó la representante en Madrid del Parlamento Europeo. Además de tener los primeros datos para poder comparar el trabajo y el compromiso en los próximos años, Andrés recalcó el «boca a boca» que ha tenido esta propuesta entre las diferentes instituciones y organizaciones. Ya son 55 los compromisarios con los postulados de #DóndeEstánEllas.

Carrera diplomática

Una de estas instituciones que se han adherido es el departamento de Josep Borrell. «Solo el 25% de los diplomáticos son mujeres», explicó la subsecretaria de Asuntos Exteriores, Ángeles Moreno. Recordó que hasta 1964, la mitad de la población no pudo convertirse en representante del país en el extranjero por las leyes franquistas. Tuvieron que pasar siete años para que entrara la primera mujer en la carrera diplomática.

Solo hubo un pequeño resquicio durante la Segunda República, indicó Moreno, cuando una mujer fue embajadora en Suecia. Era Isabel Oyarzábal, malagueña, profesora de inglés, corresponsal de varias revistas, traductora e intérprete que murió en el exilio mexicano a los 94 años. Fue la primera embajadora española de la historia, en Estocolmo y en Helsinki. «Ahora, la mitad de los candidatos son mujeres», apuntó la subsecretaria de Asuntos Exteriores.

«No sé qué tardaremos, pero ganaremos. No hay igualdad si no nos lo creemos todos», señaló, por su parte, Francisco Fonseca, jefe de la Representación de la Comisión Europea en España. Destacó, al igual que hizo el director general de Comunicación del Parlamento Europeo, Jaume Duch, las diferentes iniciativas que se han tomado en Europa a favor de la igualdad, como el permiso de paternidad de ocho semanas, con dos intransferibles. «Hemos avanzado en políticas de género y de igualdad en el Parlamento Europeo. Es complejo y afecta a muchos ámbitos», dijo Duch. Ámbitos como el digital, el lenguaje o los medios de comunicación. «Tenemos un manual para los funcionarios en los 24 idiomas oficiales sobre la comunicación en perspectiva de género», apuntó.