Una persona herida después del atentado en el metro de San Petersburgo
Una persona herida después del atentado en el metro de San Petersburgo - EFE

Se confirma que el atentado de San Petersburgo lo cometió un terrorista suicida de origen centroasiático

De esta forma parece quedar claro que ha sido un único terrorista, y no dos como se dijo en un principio

MoscúActualizado:

El Comité de Instrucción de Rusia (SK) acaba de confirmar que el autor del atentado perpetrado ayer lunes en el metro de San Petersburgo se llama Akbarzhón Dzhalílov y nació en Kirguistán el 1 de abril de 1995. Se inmoló haciendo explotar la carga que llevaba consigo dentro del vagón cuando el convoy avanzaba a través del túnel desde la estación de Tejnologuícheski Institut hacia la de Sénnaya Plóshad. El ataque acabó con la vida de 14 personas e hirió a más de 40.

Según la portavoz del SK, Svetlana Petrenko, Dzhalílov recibió la ciudadanía rusa en 2011 y trabajaba en un taller de reparación de automóviles en San Petersburgo. Petrenko aseguró en declaraciones a la prensa que, según los análisis genéticos y las imágenes grabadas por la cámaras de seguridad, el joven kirguiz fue también quien colocó otra bomba en la estación de Plóshad Vosstania, artefacto que no llegó a explosionar y que fue desactivado por artificieros de la Policía. En esa bomba, aseguró Petrenko, «se hallaron rastros genéticos de Dzhalílov». El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ya apuntó ayer por la mañana a la posibilidad de que fuera un suicida el autor de la masacre.

De hecho, fueron ayer los servicios de inteligencia de Kirguistán los que alertaron a Rusia de que un kirguiz podría estar detrás del atentado. Desde Bishkek, la capital de Kirguistán, Rajat Sulaimánov, portavoz del Servicio de Seguridad de la república, aseguró que «parece que el autor del atentado terrorista del 3 de abril es un ciudadano de Kirguistán actualmente nacionalizado ruso» y se refirió concretamente a Dzhalílov.

Aún no han podido determinar si el terrorista pertenece al Daesh o a otra organización terrorista

Ayer precisamente, se encontraba en Moscú el ministro de Exteriores de Kirguistán, Erlán Abdildáyev, que trató la cuestión con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov. Durante la rueda de prensa conjunta, sin embargo, Abdildáyev, no pudo determinar si el terrorista pertenece al Daesh o a otra organización terrorista. Fuentes de la investigación aseguraron el lunes a la agencia rusa Interfax que el autor del atentado está vinculado a algún grupo que combate en Siria contra el régimen de Bashar al Assad, al que Rusia está ayudando militarmente. Los padres de Dzhalílov viven en la ciudad kirguís de Osh y están siendo interrogados por las autoridades.

De esta forma parece quedar claro que ha sido un único terrorista, y no dos como se dijo en un principio, el que ha perpetrado el ataque. Las cámaras de seguridad del metro captaron la imagen de un hombre que la Policía consideró sospechoso y puso en búsqueda y captura. Era de mediana edad, con barba y aspecto de clérigo musulmán, pero, al ver su imagen en los informativos de televisión, acudió a la Policía para demostrar su inocencia. Fue puesto inmediatamente en libertad.

Hoy San Petersburgo ha amanecido con las banderas a media asta y así seguirán mañana y el jueves, tres días en total de luto oficial. La ministra de Sanidad rusa, Verónika Skvortsova, corrigió esta mañana la cifra de muertos, de los 11 anunciados en un principio a 14. Según sus palabras, «hay hospitalizadas 49 personas». El metro funciona ya con total normalidad. El presidente ruso, Vladímir Putin, visitó el lunes por la noche la estación de Sénnaya Plóshad e hizo una ofrenda floral.