La Audiencia Nacional imputa a un ex ministro israelí y 6 militares por un ataque sobre Gaza en 2002

EP. | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha admitido a trámite una querella dirigida contra siete responsables militares de Israel, entre ellos el ex ministro de Defensa Benjamin Ben Eliezer, por un bombardeo perpetrado por el Ejército israelí en una localidad de la Franja de Gaza el 22 de julio de 2002 en el que murieron 15 personas, 14 de ellas civiles. Según explicó Israel, el ataque iba dirigido contra un presunto líder de Hamás, que también falleció en el bombardeo.

El juez, que les imputa indiciariamente un delito contra la humanidad, asume la competencia de la causa en función de lo señalado en la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), que regula que España pueda investigar cargos por genocidio, terrorismo y delitos contra las personas cometidos en conflictos armados, bien se sucedan en su territorio o fuera de él.

"En este caso concreto", señala Andreu en su auto, "nos encontramos ante un ataque armado dirigido, según se desprende de los hechos relatados en la querella, para acabar con la vida de una persona presuntamente perteneciente a una organización terrorista conocida como Hamás". La querella fue presentada por el Centro Palestino para los Derechos Humanos.