El muftí Amín al Hussein
El muftí Amín al Hussein

¿Quién era el muftí al que Netanyahu acusa de sugerir el Holocausto a Hitler?

Líder espiritual palestino, Amín al Hussein fue el inventor del eslogan «Al Aqsa está en peligro» y uno de los precursores del antisionismo árabe.

ABC
Actualizado:

Las polémicas declaraciones del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, acusándole de haber sido quien le propuso a Hitler la idea del Holocausto han colocado a la histórica figura del muftí Haj Amín al Husseini en el centro del debate en plena oleada de violencia entre israelíes y palestinos. ¿Pero quién era en realidad este clérigo?

Es un icono para los fanáticos radicales antisemitas, pero su nombre está más vinculado en la Historia al régimen de Hitler que al imaginario nacionalista palestino. Amin Al Husseini (1893-1974), vástago de una prominente familia de Jerusalén, fue nombrado en 1922 «gran mufti» de esa ciudad por las autoridades británicas, que en aquel momento mandaban en Palestina. Pronto, los proyectos sionistas de repoblar Palestina le convirtieron en líder intelectual de la oposición violenta a la presencia judía en la región. Así, se erigió en líder moral de los palestinos de la época.

Fue la suya una de las primeras voces que pusieron el grito en el cielo por el hecho de la coincidencia del culto judío y el culto islámico en la Explanada de las Mezquitas y medios israelíes recordaban estos días que fue él quien acuñó el eslogan «Al Aqsa está en peligro», el mismo que repiten los manifestantes y el motivo que esgrimen los terroristas como móvil para su reciente ola de ataques. Los palestinos creen que fue el muftí quien desveló los supuestos planes sionistas para destruir la mezquita.

El «gran mufti» tuvo que exiliarse a Alemania, y allí colaboró con los nazis en en la formación de escuadrones musulmanes de las SS en los Balcanes. Su militancia antisionista fue evidente, pero no tanto el impacto real de su entrevista con Hitler en noviembre de 1941.