libia

El Estado Islámico controla Sirte, la ciudad natal de Gadafi

El grupo terrorista afianza sus posiciones en Libia gracias al caos que país sufre desde la muerte del dictador

Actualizado:

Los terroristas de Estado Islámico controlan la ciudad de Sirte, situada en la costa mediterránea. Así lo ha expilcado al diario libanés «The Daily Star» Mohammad Abu Shager, un militar que combate del lado del gobierno de Trípoli.

Sirte, famosa en Libia por ser la ciudad natal del exdictador Muamar Gadafi, ha sido tomada por los yihadistas, que aprovechan el conflicto civil que vive el país para extender su control por el territorio. Desde su muerte en octubre de 2011, dos gobiernos luchan entre sí. Por un lado el de Trípoli, vinculado a los Hermanos Musulmanes, y por otro el de Tobruk, más moderado.

«Cada noche abren fuego contra nosotros», explicó Abu Shanger. El militar combate contra los terroristas, situados a menos de un kilómetro de su posición, próxima a Sirte. Los yihadistas de Estado Islámico tienen su tercer bastión más fuerte en Libia, un país que ha padecido su violencia durante estos últimos meses. En febrero de 2015, una veintena de cristianos coptos egipcios fueron decapitados. A finales de abril, un grupo de cinco reporteros de la televisión libia corrieron la misma suerte.

Estado Islámico afianzó su control en Derna, una ciudad situada al este de Libia, y de inmediato intentó extender su poder. En el país africano, el grupo terrorista se nutre de milicianos que regresaron de luchar de Siria e Irak. Por ahora, los gobiernos occidentales no parecen dispuestos a combatirlos en ese territorio, a diferencia de los bombardeos que realizan en sus posiciones en Oriente Medio. Quizá por el recuerdo de la fallida operación conjunta de la OTAN en 2011, que derrocó a Gadaffi pero hundió a la nación en el caos.

Los terroristas lograron aproximarse a Sirte gracias al descontrol generado con la muerte del dictador. Estado Islámico aprovechó un despiste de los milicianos de Misrata, una ciudad del oeste de Libia que apoya al gobierno de Trípoli. Los combatientes, que lanzaron una ofensiva en febrero para apoderarse del mayor pozo petrolífero del país, Es Sidra, dejaron vía libre a los yihadistas para apoderarse de la urbe donde nació Gadafi. Desde entonces, los islamistas radicales han logrado extender su poder por todo el territorio.