El presidente electo de Afganistán, Ashraf Gani
El presidente electo de Afganistán, Ashraf Gani - efe

Ashraf Gani jura el cargo como nuevo presidente de Afganistán

Su llegada al poder supone el primer relevo democrático en el Gobierno en la historia reciente del convulso país asiático

Actualizado:

Ashraf Gani ha jurado este lunes el cargo como presidente de Afganistán, en el primer relevo democrático en el Gobierno en la historia reciente del convulso país asiático, a pocos meses de la retirada de las tropas de la OTAN.

El nuevo mandatario reemplaza a Hamid Karzai, presidente afgano desde la invasión de Estados Unidos que ha derrocado a los talibanes en 2001 y quien ha asistido a la ceremonia de juramento en Kabul, según ha mostrado en directo la televisión local Tolo.

La toma de posesión llega tras un difícil proceso electoral de seis meses en el que el candidato Abdulá Abdulá acusó a Karzai, a la Comisión Electoral y a Gani de fraude electoral, una crisis que hizo temer por la estabilidad del país.

Tras la intervención del secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ambos candidatos acordaron una auditoría de los votos y la creación de un Gobierno de unidad nacional. Así, Abdulá ha jurado este lunes a su vez su cargo como nueva figura de jefe Ejecutivo del Gobierno.

En el acto de este lunes también ha tomado posesión de su cargo el vicepresidente, Rashid Dostum, polémico exmilitar acusado de graves crímenes de guerra.

Primeros pasos

Entre los primeros cometidos del nuevo presidente se encuentra la firma de un acuerdo de seguridad con Estados Unidos tras la salida de la misión de la OTAN, la ISAF, a finales de este mismo año.

Estados Unidos ha anunciado que 9.800 militares permanecerán en territorio afgano hasta finales de 2016, a la espera de que se firme ese pacto con el nuevo Gobierno.

El nuevo Gobierno afgano se enfrenta a una dura situación económica, en un país que depende de las ayudas financieras internacionales, y al recrudecimiento de la violencia con el aumento de los ataques talibanes.

Mientras se celebraba la toma de posesión, una bomba explotó en la carretera del aeropuerto, sin que por el momento se haya informado de muertos y en la provincia de Paktia varios talibanes fallecieron en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.