Ucrania restablece el servicio militar obligatorio para hacer frente a la amenaza rusa
Activistas prorrusos posan en frente de la Fiscalía de Donetsk - AFP
Ucrania

Ucrania restablece el servicio militar obligatorio para hacer frente a la amenaza rusa

Activistas prorrusos aprovecharon las manifestaciones del Primero de Mayo para asaltar una nueva sede oficial de Ucrania

Actualizado:

El Gobierno interino de Ucrania ha aprobado hoy por decreto el restablecimiento de la recluta militar obligatoria para hacer frente a la amenaza rusa y el deterioro de la situación en el este del país, donde, como reconoció el presidente Oleksánder Turchínov, hay amplios terriotorios que escapan al control de Kiev. Se calcula que cerca de 40.000 militares rusos se hallan estacionadas en la frontera rusa con Ucrania y hace ya días que es evidente la total falta de poder efectivo del Gobierno central en bastiones prorrusos como Donetsk o Lughansk.

El anuncio llega después de que la manifestación del Primero de Mayo en Donetsk se convirtiera en una movilización separatista que los activistas prorrusos aprovecharon para asaltar la Fiscalía de la ciudad. Los manifestantes chocaron con la Policía cuando se acercaron a pedir la liberación de los compañeros detenidos en las revueltas de las últimas semanas y posteriormente arriaron la bandera nacional para izar la de la República Popular de Donetsk (RPD). Hubo varios heridos en unos enfrentamientos que volvieron a dejar claro quién tiene el poder en las calles.

El alzamiento se extiende día a día por las provincias de Donetsk y Luhansk, al este de Ucrania, y los paramilitares prorrusos son cada vez más fuertes. En Slaviansk, bastión insurgente al norte de Donetsk, los milicianos liberaron a dos oficiales ucranianos retenidos desde el día 26 y el alcalde rebelde, Viacheslav Ponomariov, aseguró respecto a los siete observadores militares europeos secuestrados desde hace una semana que «hemos creado condiciones cómodas para ellos. Los tratamos como amigos. Por supuesto, quieren irse a su casa y ya estamos teniendo negociaciones con las autoridades de Kiev. Esperamos que pueda haber un intercambio entre ellos y nuestros activistas detenidos». La canciller alemana, Angela Merkel, pidió ayuda al presidente ruso, Vladímir Putin, para que sean liberados cuanto antes. Entre los militares secuestrados hay tres alemanes.

La guerra entre Kiev y Moscú vivió un nuevo capítulo, esta vez en la esfera diplomática, con la detención del agregado militar de la Embajada rusa en la capital ucraniana por su realizar «actividades de inteligencia». Las autoridades interinas le acusan de espía y ordenaron abandonar el país, según informó la agencia de Interfax citando fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano.