El cártel de Sinaloa del «Chapo» Guzmán, la mayor organización criminal del mundo
Detenidos del cártel de Sinaloa durante un operativo de 2010 - AFP
Internacional

El cártel de Sinaloa del «Chapo» Guzmán, la mayor organización criminal del mundo

La organización narcotraficantetiene presencia en América, Asia y Europa

M.M Cascante
Actualizado:

El cártel de Sinaloa es la mayor organización de narcotráfico en el mundo, con presencia en tres continentes: América, Asia y Europa. Sus orígenes se remontan a la década de los sesenta, cuando Pedro Avilés Pérez, uno de los primeros traficantes mexicanos de marihuana, marca el nacimiento del trasiego de drogas a gran escala a Estados Unidos. La segunda generación de narcos incluye a capos históricos como Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca Carrillo y Miguel Ángel Félix Gallardo, quien funda a finales de los ochenta el cártel de Guadalajara. Detenido éste en 1989, la organización se divide entre el cártel de Tijuana, liderado por sus sobrinos, los hermanos Arellano Félix, y el cártel de Sinaloa, dirigido por Héctor Luis Palma Salazar, Adrián Gómez González y Joaquín Guzmán Loera, sobrino de Avilés. Tras la captura de «El Güero» Palma en 1995, «El Chapo» Guzmán toma las riendas del cártel y se enfrenta a las organizaciones de Tijuana y Juárez (clan de los Carrillo Fuentes, sobrinos de Fonseca Carrillo).

A tiro limpio, el cártel de Sinaloa, también conocido como La Federación o Alianza de Sangre, se hace con el control de ciudades fronterizas estratégicas como Tijuana y Ciudad Juárez. El cártel consiguió debilitar las que durante los noventa eran las principales organizaciones mexicanas del narcotráfico. En 1992 le infligieron un golpe mortal a la de Tijuana en la discoteca “Christine” de Puerto Vallarta (Jalisco), donde dieron muerte a ocho miembros del cártel, aunque los hermanos Arellano Félix lograran escapar con vida; en represalia, los tijuanenses intentaron asesinar a Guzmán en el aeropuerto de Guadalajara un año después. Por otro lado, el baño de sangre que Guzmán desplegó en Juárez convirtió a la ciudad en la más violenta del mundo.

En 2005, los Beltrán Leyva, alineados con el cártel de Sinaloa, forman su propia organización; en apenas un año, el cártel eliminaba toda competencia de este grupo rival. En su expansión, la organización sinaloense habría contado con la complicidad de las autoridades mexicanas. Según la consultoría de seguridad global Stratfor, el gobierno de Felipe Calderón decidió que el mejor modo de reducir la violencia en el país (70.000 personas murieron durante su sexenio presidencial) consistía en librar una guerra de desgaste para que el cártel de Sinaloa asumiera una posición dominante y fuese utilizada para someter a las bandas más débiles. Aliado con el cártel del Golfo y Los Caballeros Templarios, su “modelo de negocio” incluye la distribución de cocaína colombiana, marihuana mexicana y heroína del sudeste asiático y la elaboración de metanfetaminas. Sus principales rivales son hoy Los Zetas, antiguo brazo armado del cártel del Golfo.