La aprobación de Israel de 942 viviendas nuevas en asentamientos hace peligrar las negociaciones
Una mujer pasea frente a una nueva construcción en el asentamiento de Gilo - afp

La aprobación de Israel de 942 viviendas nuevas en asentamientos hace peligrar las negociaciones

Adopta esta polémica decisión antes del inicio de las conversaciones de paz con los palestinos, que incluirá la excarcelación de 26 presos palestinos

Actualizado:

El gobierno israelí ha dado luz verde este martes para la construcción de 942 viviendas nuevas en asentamientos de Jerusalén Este, como parte de un plan que fue autorizado en diciembre y que será uno de los mayores proyectos de construcción en esta zona.

Las nuevas viviendas se construirán el asentamiento de Gilo, al sudoeste de Jerusalén, y suponen otro jarro de agua fría para el gobierno palestino, que ha protestado la decisión alegando que Israel no está interesado en acabar con la ocupación.

«Esto no es negociar, es un ejercicio de humillación»«No nos sorprendería que no llegase a haber ninguna negociación, por que esto no es negociar, es un ejercicio de humillación», comentaron oficiales del gobierno palestino a los medios israelíes tras conocer la noticia.

El anuncio del gobierno israelí de expandir los asentamientos alrededor de Jerusalén se suma además a la aprobación esta semana de otros grandes proyectos de construcción fuera de la Línea Verde, incluyendo la venta de 1.200 parcelas en diferentes asentamientos en Cisjordania.

La tensión entre ambas partes podría dar al traste con la segunda ronda de negociaciones prevista para el miércoles, incluso a pesar de que Israel liberará hoy la primera tanda de prisioneros palestinos, 26 hombres, acusados de cometer atentados terroristas.

Israel liberará hoy a 26 prisioneros palestinosEste gesto de buena voluntad del primer ministro Benjamín Netanyahu podría ser una gota en un océano, ya que el gobierno palestino ha dicho que está estudiando si se presentará a la reunión del miércoles, en vista de que Israel no ha paralizado la construcción de más viviendas en los asentamientos.

Por su parte Netanyahu ha afirmado que él nunca se comprometió a paralizar por completo las obras fuera de la Línea Verde, y que estos proyectos estaban planeados desde antes de comenzar las negociaciones.

Ante la posibilidad de que las conversaciones de paz nazcan muertas, el Secretario de Estado norteamericano John Kerry, que se ha echado a los hombros la inmensa tarea de lograr un acuerdo de paz, ha urgido a los palestinos a no cancelar la reunión con Netanyahu.

Kerry ha asegurado esta semana durante una visita en Colombia, que el anuncio de la ampliación de los asentamientos era hasta cierto punto, «esperada», aunque aseguró que EE. UU considera todos los asentamientos como ilegítimos.