La lactancia materna es una fuente muy importante de protección contra infecciones tempranas
La lactancia materna es una fuente muy importante de protección contra infecciones tempranas

La leche materna beneficia al bebé más allá de la lactancia

Los científicos están interesados en diseñar estrategias de vacunación materna que brinden protección a largo plazo a los niños

S.F.
Actualizado:

La leche materna puede brindar protección contra infecciones que duran toda la vida, según revela una nueva investigación realizada por un equipo internacional de científicos.

Anteriormente se pensaba que la inmunidad contra las enfermedades se transmite de madre a hijo sólo en el período de lactancia y con el término de la misma finalizaba la protección. También se creía que esta inmunidad era transferida por proteínas de la madre, como los anticuerpos que utiliza el sistema inmunológico para neutralizar las bacterias y los virus. Sin embargo, esta investigación, publicadarecientemente en la revista Sciencie Advance, manifiesta que la transferencia de la inmunidad puede ser a largo plazo, más allá de la lactancia.

La investigación reveló que los ratones lactantes amamantados por su madre, con una infección por un gusano antes de quedarse preñada, adquirieron protección de por vida contra esa infestación.

El estudio explica que este efecto se transmitió a las crias a través de las células de la leche materna y no mediante proteínas. Y las células transferidas brindaron protección contra la infección por gusanos.

El doctor Willian Hornell, autor principal de la investigación, apunta que «la lactancia materna es una fuente muy importante de protección contra infecciones tempranas», según informa EFE.

Otro de los investigadores, Adam Cunningham, agrega: «estamos particularmente interesados en cómo estos hallazgos pueden ayudar a diseñar estrategias de vacunación materna que brinden protección a largo plazo a los niños».

El investigador asegura que «este trabajo muestra que la exposición materna a una infección puede alterar permanentemente la inmunidad de la descendencia. Actualmente, la vacunación de las madres para proteger a los bebés contra la infección es muy importante para elevar la protección contra la infección en los recién nacidos, sin embargo, esta protección se considera transitoria», añade.

Adam Cunninghan está convencido de que este trabajo «podría llevar al diseño de nuevas vacunas que se administrarían a la madre para transferir la inmunidad a largo plazo a sus hijos».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia