Artur Mas ha tomado posesión de su cargo esta mañana - EFE

Mas toma posesión como «president» con una promesa de fidelidad al pueblo catalán

Montilla desea suerte a su sucesor y llama a Cataluña a abandonar los «recelos atávicos». Durante el saludo de Mas desde el balcón del Palacio de la Generalitat, se han escuchado consignas a favor de la independencia

barcelona Actualizado:

Artur Mas ha tomado posesión como 129 presidente de la Generalitat de Cataluña, con el fichaje del socialista Ferran Mascarell planeando en un acto en el que pronunció un discurso institucional y solemne.

Mas ha asegurado sentirse un privilegiado por haber hecho realidad un sueño. Ha aludido a los dos hechos más importantes de su vida: conocer hace 30 años a su mujer, Helena Rakosnik -presente en el acto- y convertirse hoy en presidente de Cataluña. Dice sentirse en deuda “con mi país” por haberle designado presidente. Por ello, “tengo más deberes que cumplir que derechos, tengo más ganas de servir al pueblo de Cataluña que no de ser servido”.

Hace más de diez años, ha recordado, cruzó la plaza Sant Jaume –sede del Ayuntamiento de Barcelona y de la Generalitat- para pasar de ser concejal a consejero de Economía y consejero jefe en el gobierno de Jordi Pujol. “Ahora he cruzado toda Cataluña y creo que ahora puedo ejercer mejor la presidencia de la Generalitat que hace unos años”, ha dicho Mas, quien tras su solemne discurso ha salido al balcón de la Generalitat para saludar a los centenares de personas congregadas en la plaza .

«Estoy en deuda con mi país», ha recordado el ya president

Ha recordado las dificultades por las que atraviesa esta comunidad, por lo que apeló al trabajo común, a “no tener miedo”, “ejercer el derecho moral de poner sobre la mesa ideas para levantar el país”. Ha dicho no sentirse un liberador, sino un constructor de Cataluña. “La vida de las naciones, ha dicho, no se mide en años, sino en milenios. Yo me siento una pieza más del engranaje que comenzó hace más de mil años, un humilde servidor”. Mas ha prometido respetar la Constitución y el Estatuto y, ha añadido, “ser fiel al pueblo de Cataluña”.

El president ha intervenido tras el discurso de apertura del presidente saliente, José Montilla, que calificó el relevo como la “constatación de la alternancia política en nuestra institución, convertido en acto de normalidad democrática” tras un período de interrupción. Continuidad y alternancia, como las dos caras de ese relevo. Montilla ha apelado al “honor” que le ha supuesto ser presidente durante cuatro años en los que, según dijo, superar la crisis ha sido su prioridad. Promete una labor constructiva desde el lugar que ahora le corresponde. La presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, ha sido la encargada de leer el decreto de nombramiento de Artur Mas.

Cánticos de independencia

Tras la toma de posesión, las consignas a favor de la independencia de Cataluña han irrumpido en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, frente al Palau de la Generalitat. Como ya hizo Pasqual Maragall cuando tomó posesión en diciembre de 2003, Mas se ha dirigido al balcón principal del Palau y ha dirigido un breve pero intenso discurso a los suyos, en el que ha deseado un "buen año, suerte para todos" y ha pedido que entre él y toda la ciudadanía puedan hacer un buen servicio a Cataluña Tras estas palabras, Mas ha finalizado su intervención proclamando "Visca Catalunya" y luego ha cantado "a capella" el himno catalán, "Els Segadors".