«Sorpresa» en el PNV ante la «subida de tono» del PSE y sus críticas al proyecto de nuevo Estatuto

Los socialistas vascos presentaron un voto particular al texto impulsado por PNV y EH Bildu

VitoriaActualizado:

El voto particular de los socialistas vascos al proyecto de reforma estatutaria aprobado en la ponencia de Autogobierno ha abierto una pequeña grieta en el bloque que construyeron con el PNV. La formación de Idoia Mendia argumenta que conceptos a los que hace referencia la propuesta como el derecho a decidir no tienen cabida en el marco legal actual, y critica la «categorización» entre ciudadanía y nacionalidad que tanto sus socios en el Gobierno vasco como EH Bildu han plasmado en el texto. Los nacionalistas, por su parte, se muestran sorprendidos ante la «subida de tono» del PSE, al tiempo que reiteran su «predisposición» a ampliar consensos.

Precisamente, este mismo viernes PNV y EH Bildu han cerrado con Elkarrekin Podemos un acuerdo transversal sobre el futuro político del territorio, en el que los derechos sociales se convertirán en el «eje vertebrador del país». Esta es, a juicio del lendakari, Iñigo Urkullu, una muestra de la capacidad de los nacionalistas para gestar alianzas en una ponencia de Autogobierno en la que, ha recordado, todos los partidos tienen libertad de actuación.

En declaraciones a Onda Vasca, el mandatario nacionalista ha reconocido su «sorpresa» ante las críticas del PSE al preámbulo y el título preliminar del futuro Estatuto, que hacen referencia a la existencia de una «nación» vasca con «identidad propia». En este sentido, Urkullu ha enfrentado la decisión de los socialistas de presentar un voto particular a la de Elkarrekin Podemos, grupo que ha «mostrado su predisposición a alcanzar acuerdos».

En todo caso, el lendakari ha dejado la puerta abierta al PSE para que se sume al proyecto: «Creo que todavía queda mucho tiempo para intentar llegar a consensos –ha considerado–. En todo caso, la predisposición mía y del Gobierno en su conjunto es ampliar los acuerdos».