Recibe una paliza de un grupo de individuos por ayudar a dos chicas a las que estaban acosando

La víctima tiene dos costillas rotas, cinco puntos en la cara y muchas contusiones

Bilbao Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Pagó cara su valentía el hombre que, el pasado domingo, auxilió a dos chicas que estaban siendo acosadas por un grupo de seis individuos en el municipio vizcaíno de Plencia. La paliza que recibió por interponerse en el camino de los agresores le dejó en estado de inconsciencia, de forma que tuvo que ser trasladado al hospital.

Todavía se recupera de las heridas el varón, que, según apunta El Correo, tiene dos costillas rotas, cinco puntos en la cara y muchas contusiones. La propia víctima explicó que los hechos tuvieron lugar en torno a las siete de la mañana del domingo, durante las fiestas de San Antolín, cuando respondió a la llamada de socorro de dos chicas que decían sentirse acosadas por un grupo de seis marroquíes.

Fue entonces cuando los agresores le propinaron diversas patadas y puñetazos. También sintió un «pinchazo en la cara», apuntó a la cabecera vizcaína. A consecuencia de las heridas, tuvo que ser trasladado al hospital de Urduliz.

El Ayuntamiento de Plencia ha emitido hoy una nota en la que expresa su «total y firme rechazo ante ésta y cualquier otra manifestación de violencia» e insiste en «su compromiso por seguir trabajando para lograr unas fiestas con cero agresiones».