Rajoy defiende un PP «moderado» para poder gobernar

El expresidente huye en Vitoria de posturas radicales: «Es lo que quiere la gente»

VitoriaActualizado:

Moderación, solvencia y confianza. Ese es el secreto de la política, afirmó ayer Mariano Rajoy, que se mostró confiado en que los populares lograrán dar la vuelta el próximo domingo a los malos resultados obtenidos en las generales. El expresidente del Gobierno, que se convirtió en la gran apuesta del PP vasco para dar un golpe de efecto a su campaña, incidió en que la formación conservadora «no es un invento de hace un cuarto de hora» como otros, «que duran lo que duran». «Somos un partido de Gobierno -apuntó-. No aspiramos a tener un concejal, esperamos ganar», dijo.

Rajoy, que arropó a los candidatos del PP a la Alcaldía de Vitoria y la Diputación de Álava, Leticia Comerón e Iñaki Oyarzábal, incidió en que la formación popular no puede ser «bisagra de nada». «El PP construye, es lo que hemos hecho cuando no tuvimos oportunidad de gobernar», apuntó Rajoy, que destacó que también han estado ahí cuando tocaba «hacer oposición».

Frente a tres centenares de personas que lo recibieron en pie, Rajoy puso en valor la labor de la formación durante las últimas décadas, en las que España se abrió a su mayor etapa de «progreso económico y social».

En este sentido, el expresidente del Gobierno apostó por defender, primero, la «moderación». «Es lo primero que quiere la gente, porque lo contrario es radicalismo», señaló el popular, que consideró que la gente «no exige tanto a los políticos, lo que quiere son políticos previsibles». «Aceptan que te equivoques, porque perfecto no hay nadie salvo algunos de nuestros adversarios políticos, que llevan un cuarto de hora y que son gente privilegiada», ironizó.

Rajoy subrayó que ha dejado de lado la política activa, pero afirmó que haber dado un paso al lado no significa que no le siga «importando» su formación. «Empecé de militante y llegué a presidente. Le debo mucho a este partido, y siempre que demande mi presencia en cualquier acontecimiento importante estaré ahí».

«Muy querido»

No es habitual la participación de Rajoy en actos de partido. Los dirigentes del PP vasco resumieron la situación afirmando que el popular va allá donde se le aprecia. Y en Vitoria «se le quiere mucho», aseveró Oyarzábal durante su intervención. El acto de ayer ratificó también los contrastes entre las dos vertientes políticas del PP vasco. De hecho, fueron destacables algunas ausencias. Las más sensible fue la de Javier Maroto, en segundo plano tras los malos resultados del 28-A. Tampoco estuvieron dirigentes del PP de Vizcaya, más cercanos a Pablo Casado, que a la misma hora celebraban un mitin en Guecho.