El PNV asegura que las discrepancias en torno al artículo 155 no han afectado a su relación con el PSE

El lendakari insiste en la necesidad de que Generalitat y Gobierno central busquen una salida dialogada al conflicto

BilbaoActualizado:

Las divergencias surgidas en torno a la aplicación del artículo 155 en Cataluña no ha mermado la relación entre PNV y PSE. Al menos, así lo atestigua el lendakari, Íñigo Urkullu. Este viernes, el jefe del Ejecutivo autonómico ha reafirmado la «unidad» de su gabinete ante un Parlamento que cuestiona la ambigüedad de los nacionalistas, que se niegan a negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) por la crisis territorial al tiempo que regentan la Comunidad Autónoma vasca junto a la formación de Idoia Mendía, valedora de las decisiones que ha tomado hasta ahora el Estado al respecto.

En respuesta a dicha consulta, que ha sido formulada por Podemos, el dirigente nacionalista ha precisado que entre ambos partidos existe «un acuerdo de gobierno», lo cual los «une» como socios en el Ejecutivo autonómico. En este sentido, ha augurado que la formación morada «también albergará sus dudas» con el PSOE en Castilla-La Mancha, territorio que rigen en coalición.

Por otro lado, Urkullu ha reiterado que el artículo 155 «no se debe aplicar en ningún caso», y ha instado a Generalitat y Gobierno central a buscar una salida al conflicto «desde el realismo y sin condiciones previas ni humillaciones». En esta línea, el lendakari ha destacado que aún existe «tiempo» para alcanzar un acuerdo no solo en Cataluña, sino también en el País Vasco, donde el PNV trata de establecer un nuevo estatus político a través de un referéndum pactado como el que en su día se celebró en Escocia.

Espejismo

Se trata de un proceso basado en el concepto de «bilateralidad» en el que tanto ha insistido Urkullu en las últimas fechas y que, para EH Bildu, no es más que un «espejismo». El portavoz de los radicales, Pello Urizar, ha asegurado en la Cámara autonómica que el único «diálogo» que conoce el Gobierno central es el de la «amenaza de la fuerza», tal y como ha demostrado a su parecer en Cataluña.

Por su parte, el lendakari ha admitido que, dadas las actuales circunstancias, es posible que la propuesta de celebrar un referéndum legal y pactado sobre el estatus político del País Vasco «no se vea como algo cercano». Sin embargo, ha subrayado que tiene «claro» que esa es la mejor vía para lograr «una solución definitiva a un conflicto de esta naturaleza».