EFE

Alonso afirma que el PNV «empieza a descolgarse» de un Gobierno que considera «débil»

El presidente del PP vasco critica que los nacionalistas reclamen unos compromisos «que nadie sabe en que consisten»

BilbaoActualizado:

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, afirmó ayer que el PNV «empieza a descolgarse» del Ejecutivo del PSOE por la «débil» imagen que desprende: «Está empezando a sentir que le penaliza a poyar a un Gobierno […] que está permanentemente metido en el lío», añadió el popular, que recordó que sigue pendiente de «mantener alguna reunión» con los nacionalistas para «poder hacerles entrar en razón».

«Aunque por lo que vimos ayer, su voluntad es poca», lamentó Alfonso Alonso, que en una rueda de prensa celebrada este lunes en Bilbao hizo alusión a las declaraciones de Andoni Ortuzar e Iñigo Urkullu en el «Alderdi Eguna» (Día del Partido) del pasado domingo. Un acto en el que los nacionalistas exigieron al Gobierno de Pedro Sánchez que cumpla de una vez los «compromisos» que adquirió a cambio de su apoyo en Madrid: «La paciencia se agota», advirtieron.

A juicio del presidente del PP vasco, el cambio de tono del PNV demuestra que está «empezando a buscar la puerta de salida» de su apoyo a un PSOE al que definió como «débil». Pese a todo, consideró que resulta «verdaderamente sorprende» que la formación de Ortuzar reclame unos compromisos «que nadie sabe en que consisten». Porque el partido popular, puntualizó, lo único que conoce es que el presidente nacionalista «estuvo en La Moncloa, que después el lendakari Urkullu hizo una visita institucional al presidente del Gobierno y que a la salida de esa reunión se dijo que se iban a construir tres grupos de trabajo».

Compromisos

Los dos primeros grupos estarían enfocados a abordar el traspaso de competencias y los cambios en la política penitenciaria. Sin embargo, dijo ayer Alonso, por el momento no se sabe qué ha sido de estos encuentros: «Desconozco si ese grupo de trabajo se reúne a escondidas o se ha creado, pero creo que tampoco», afirmó. De esta forma supuso que el «único compromiso, que tampoco había sido anunciado, era la retirada del recurso de la Ley de víctimas policiales».

En cualquier caso, el presidente de los populares vascos puso de relieve la necesidad de que a los ciudadanas vascos «se les cuente la verdad de las cosas»: «Que se nos cuente exactamente cómo se hizo la negociación -la que culminó con el apoyo del PNV a la moción de censura- y cuándo, porque no solo afecta a las relaciones entre dos partidos políticos, sino también a materias de gobierno».