La sede socialista en Boadilla del Monte
La sede socialista en Boadilla del Monte - Rafa Albarrán

La sede del PSOE de Boadilla lleva una década sin licencia de actividad

El anterior portavoz socialista denunció el «abandono» de la ejecutiva socialista: «No hay luz y debemos el alquiler»

MadridActualizado:

El PSOE de Boadilla del Monte (48.000 habitantes) lleva más de una década sin licencia de actividad en su sede local. La agrupación socialista, ubicada en la calle del Álamo 6, abrió sus puertas hace más de diez años, pero «olvidó» solicitar el permiso municipal, requisito imprescindible para iniciar su actividad, según confirman fuentes del Ayuntamiento, gobernado por el PP.

La licencia de los locales abiertos al público garantiza unas condiciones de seguridad, accesibildad, salubridad o higiene. Fuentes del PSOE-M aseguran que cuando se alquiló el local, «todo estaba en regla», aunque admiten que no solicitaron el permiso. El Consistorio está estudiando imponer una sanción al PSOE de Boadilla.

Un vecino del municipio requirió el pasado 7 de diciembre a Urbanismo conocer si la sede socialista tenía concedida la correspondiente licencia de actividad. El pasado 2 de junio el Ayuntamiento que dirige Antonio González Terol dio respuesta al requerimiento informando de que, «con respecto a la cuestión planteada, a día de la fecha de hoy y con los datos que se dispone, no consta en estos servicios técnicos que el local sito en la calle del Álamo 6 tenga concedida licencia para la sede del Partido Socialista Obrero Español».

Fuentes municipales indicaron a ABC que «una vez que se detecta una infracción urbanística, normalmente se requiere al responsable que legalice su situación para garantizar que la actividad propia se realiza bajo las condiciones adecuadas y se estudia una posible sanción».

La portavoz del PP local, Sara de la Varga, denuncia que la ausencia de licencia de actividad «demuestra el desprecio por parte de la cúpula socialista a las normas urbanísticas». «Quedan, tras conocerse este hecho, muy deslegitimados a la hora de realizar acusaciones en esta materia. Un partido no puede fiscalizar la actividad de un equipo de Gobierno si previamente ellos mismos no dan ejemplo de acatar las leyes y conocerlas», añade la edil popular.

Impagos reconocidos

Se da la circunstancia de que el anterior portavoz del PSOE, José Antonio Martín, dimitido en septiembre, reconoció otros impagos del partido. En una carta dirigida a los afiliados denunció «el abandono total de la agrupación por parte de la Gestora y de la actual Ejecutiva Regional, que se escenifica claramente en el hecho de que tenemos cortada la línea de teléfono e Internet y se debe el alquiler de la sede de varios meses».