Pleno de la Asamblea de Madrid
Pleno de la Asamblea de Madrid - ISABEL PERMUY

Recogen firmas contra el cierre de los centros de Educación Especial

Cs, que apoyó la iniciativa popular por la inclusión, ha matizado que apuesta por un «modelo mixto» en que coexistan los distintos centros

MADRIDActualizado:

Padres y madres de alumnos de colegios de Educación Especial han iniciado una campaña de recogida de firmas a favor de que se mantengan estos centros y en contra de los proyectos de ley que tramita la Asamblea de Madrid y en los que se apuesta por la inclusión de estas personas con necesidades educativas específicas en los colegios ordinarios.

Las dos normas objeto de polémica se presentaron en la Asamblea de Madrid el pasado mes de marzo. Se trata de una iniciativa legislativa popular, avalada por 42 ayuntamientos madrileños, y de un texto alternativo presentado semanas después por Podemos. La primera contó con el apoyo de PSOE, Podemos y Ciudadanos y la abstención popular; la segunda, con el «si» de PSOE y Podemos, la abstención de la formación naranja y el «no» del PP. Ambos textos siguen en este momento su tramitación en la Asamblea.

Desde la federación de organizaciones en favor de personas con discapacidad intelectual, Plena Inclusión Madrid, se defiende la educación inclusiva pero se insiste en el papel «imprescindible» de los centros de Educación Especial. Desde esta asociación se intenta lanzar un mensaje de tranquilidad a los padres del alumnado con especiales necesidades.

Los promotores de la recogida de firmas, por su parte, plantean el derecho de las familias de elección y permanencia en estos centros. Para Plena Inclusión, lo importante es que la libre elección, «la formación del profesorado, la sensibilización de la comunidad educativa» y la existencia de «recursos y apoyos que necesite el alumnado, esté donde esté, son claves para abordar el cambio del actual sistema educativo». Está de acuerdo en la mejora del sistema educativo pero «garantizando que las familias tengan derecho a elegir la modalidad educativa que quieren para sus hijos».

Libre elección

Creen que una sociedad inclusiva no podrá alcanzarse «sin sistema educativo adaptado a las necesidades de cada alumno o alumna, independientemente de su condición», y apuestan por dotar a los centros «de los recursos humanos, económicos y materiales necesarios» para que el alumnado reciba los apoyos suficientes.

Pero la inquietud cunde entre los padres partidarios de mantener los centros educativos. Un comunicado de la Fundación Garrigou añadía ayer otro elemento para la polémica: eliminar los centros de Educación Especial «va en contra del artículo 27 de la Constitución», aseguraba. «Estamos totalmente de acuerdo en que haya escolarización en colegios ordinarios para alumnos con discapacidad y que sus padres lo decidan así, pero la Constitución Española recoge el derecho a la libre elección educativa para los padres y por lo tanto tienen todo el derecho de elección de modalidad escolar para sus hijos», recuerdan.

Alertan desde esta organización que si se produjeran esos cierres, se podría producir «un colapso del sistema educativo en los centros ordinarios de la Comunidad de Madrid, que afectará a todos los alumnos».

Desde Ciudadanos -cuya postura en esta polémica está siendo objeto de críticas por parte de los colectivos que defienden mantener los centros de Educación Especial- matizan en un comunicado que apuestan por un «modelo mixto» donde convivan «centros ordinarios, centros ordinarios con aulas específicas y centros especializados». En su modelo, insisten, «los centros específicos de Educación Especial se mantendrían».