Autobuses ardiendo en Entrevías (izq.); Velázquez (arriba) y Cardenal Herrera Oria (abajo)
Autobuses ardiendo en Entrevías (izq.); Velázquez (arriba) y Cardenal Herrera Oria (abajo) - ABC

Problemas en la EMT: arden cinco autobuses en cuatro meses y no se renuevan 18 minibuses

El incendio de la calle de Velázquez desata las críticas de la oposición, que llevará el caso al Consejo de la entidad

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Problemas en la Empresa Municipal de Transportes (EMT). Un autobús de la Línea 19, que cubría el trayecto entre Legazpi y la plaza de Cataluña, ardió este miércoles a primera hora en la calle de Velázquez por causas que todavía se desconocen. Cerca de 80 pasajeros tuvieron que ser desalojados, aunque el único afectado fue el conductor, que recibió asistencia por una leve inhalación de humo. El suceso motivó las críticas de la oposición, que llevará el caso al próximo Consejo de Administración de la entidad.

Pese a la densidad del humo, el fuego, centralizado en la parte trasera del vehículo, fue rápidamente extinguido por una dotación de los Bomberos. El autobús, matriculado en julio de 2005 y motor diesel, sufrió además una fuga de combustible y será ahora analizado en los talleres de la EMT para detectar los motivos del incendio.

Este episodio se suma al ocurrido dos días atrás en el cruce de la Avenida Cardenal Herrera Oria con la calle de la Isla de Tabarca, cuando otro autobús de la línea 133 (Mirasierra-Callao) ardió con 15 viajeros a bordo. Todos resultaron ilesos. En lo que va de año, tres unidades más han sufrido percances de corte similar. En marzo se quemó un bus en el Ensanche de Vallecas; en abril otro en los bajos del Puente de los Franceses y, ya en mayo, explotó un tercero en Entrevías.

Arde un autobús en el Puente de los Franceses
Arde un autobús en el Puente de los Franceses - ABC

Pese a que desde la EMT apuntan a que las altas temperaturas son la causa principal del problema, los propios técnicos de la empresa aluden a la antigüedad de los vehículos, en algunos casos, y a la mala fabricación, en otros, para explicar los siniestros.

El estado de los autobuses de la EMT ocupó buena parte del debate municipal. Los grupos de la oposición –PP, PSOE y Ciudadanos– coincidieron en la necesidad de pedir explicaciones en el próximo Consejo de Administración de la empresa pública, al tiempo que aventuraron un diagnóstico: negaron que el calor sea una excusa y señalaron que la reiteración de esta problemática remite a la falta de mantenimiento y su deterioro.

La edil de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, se defendió con una nueva alusión a la herencia del PP. «Fue un gravísimo error aumentar la vida útil de los autobuses y dejar de invertir durante un larguísimo periodo de tiempo», dijo en alusión a los gobiernos de Alberto Ruiz-Gallardón y Ana Botella. Sabanés, que aseguró que el Gobierno «hace todo lo que puede», recordó que el Ayuntamiento ya ha comprado cerca de 500 ejemplares. «La solución de flota es la renovación de la flota», añadió la concejal.

Minibuses sin renovar

Si bien es cierto que esa regeneración es un hecho, la EMT cuenta con problemas derivados del proceso de compra. El Consejo de Administración acordó el pasado 12 de abril una convocatoria para contratar 15 autobuses eléctricos de 12 metros y 18 minibuses de 7 metros para 2017. El segundo lote, sin embargo, quedó desierto y sin adjudicar porque ninguna empresa presentó la documentación a tiempo. Los vehículos que se iban a renovar, por tanto, siguen circulando.

El edil de Ciudadanos Sergio Brabezo sostiene que no se cubrió esta vacante porque las exigencias «eran demasiado altas»: «No sabemos si es un gesto o si realmente querían hacerlo». Desde el área de Medio Ambiente reconocen la situación y explican que, aunque ninguna empresa cumplió con los requisitos, el contrato se convocó con «suficiente antelación». La licitación saldrá de nuevo a concurso en cuanto se hayan redactado los pliegos.