La popular Isabel Díaz Ayuso (izq.), junto a Rocío Monasterio (Vox)
La popular Isabel Díaz Ayuso (izq.), junto a Rocío Monasterio (Vox) - MAYA BALANYÀ

El PP rechaza un tripartito con Vox en la Comunidad de Madrid

La formación de Abascal recuerda que el pacto sellado con Díaz Ayuso sí recoge reparto de poderes

MadridActualizado:

Las negociaciones a tres bandas en la Comunidad de Madrid para designar a Isabel Díaz Ayuso (PP) presidenta regional también pueden enquistarse de aquí al próximo 11 de julio, fecha tope establecida para convocar el Pleno de investidura. Vox asegura que ha sellado un acuerdo con el Partido Popular en el que se recoge el reparto de poderes de cargos e incluso consejerías dentro del Gobierno autonómico. Los populares, por su parte, afirman que sólo se plantea un bipartito con Ciudadanos. El vicesecretario de Organización del PP, Javier Maroto, aseguró ayer en una entrevista en Telecinco que recogió EP, que los consejeros que se sentarán en el consejo de gobierno de la Comunidad de Madrid serán del partido de Pablo Casado o del de Albert Rivera. Descartó de plano la entrada de Vox.

Recalcó el representante del comité negociador popular: «En ningún caso hablamos de un tripartito. No hay un gobierno a tres. Por tanto, todos y cada uno de los consejeros y consejeras que se sienten en el consejo de gobierno de la Comunidad de Madrid serán del PP o de Ciudadanos». Respondió así a la pregunta de si se planteaban dar alguna consejería a Vox o puestos intermedios dentro del Gobierno regional.

Maroto reiteró que el modelo que han explicado a ambos socios es el de una coalición con Cs. En lo que concierne a la formación de Santiago Abascal esperan alcanzar un pacto de investidura que «cumpla un espectro ideológico de moderación de centro-derecha» y sea «acorde a las necesidades de Madrid» , con aspectos como la bajada de impuestos. «Y ahora sí, también habrá que buscar un acuerdo de investidura, como se hizo en Andalucía, que no desvirtúe el acuerdo de moderación de centro-derecha del PP y Cs y permita los votos suficientes para conformar ese Gobierno en la Comunidad de Madrid», concluyó el vicesecretario de Organización del PP.

Los cordones y el miedo

La candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, entrevistada en Antena 3, recriminó que el acuerdo firmado con el PP a nivel regional habla genéricamente de repartir cargos en entes dependientes de la Administración, pero deja abierta la posibilidad de que Vox ostente consejerías y que debe ser Cs quien decida si quiere «romper» ese consenso y permitir que el socialismo entre en la Comunidad de Madrid.

La dirigente de Vox manifestó que el pacto andaluz no vale para Madrid y que los votantes están «perplejos» ante la evolución de las negociaciones sobre la gobernabilidad en las distintas instituciones y, en el caso de la región y la capital, ve que «nadie tiene interés en hablar de programas y decidir acuerdos». «Esto me preocupa porque hay que consensuar un gobierno con programa», subrayó Monasterio, quien amenazó con que las negociaciones no avanzan entre «cordones sanitarios de unos (en alusión a Cs) y el miedo de otros (en referencia a PP) cuando ambos tienen que contar con los votos de Vox».

Carga contra Cs

Monasterio explicó que ellos ponen sobre la mesa unas condiciones mínimas que se tienen que atender porque pedir apoyo a cambio de nada «sería un fraude». En el Consistorio de la capital, apuntó que con el popular José Luis Martínez-Almeida no habría «problema» para llegar a un acuerdo pero sí lo veía difícil con Ciudadanos, que está «en una posición veleta» que «pone en riesgo» la Alcaldía de Madrid.