La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse
La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse - GUILLERMO NAVARRO

El PSOE suspende de militancia a Noelia Posse por sus enchufes

El partido ha expulsado de forma cautelar a la todavía alcaldesa de Móstoles por sus polémicos casos relacionados con la contratación de familiares y amigos

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La dirección federal del PSOE ha decidido la suspensión cautelar de militancia de la aún alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse. Esta decisión se adopta después de que así se lo pidiera la ejecutiva regional del PSOE de Madrid, y de que la propia regidora lo solicitara por carta a su partido. Posse, protagonista en las últimas semanas de varios escándalos relacionados con la contratación en el Ayuntamiento de personas de su confianza, se ha enrocado en su cargo, del que se niega a marcharse a pesar de que su partido le ha pedido en varias ocasiones que dé un paso al lado, y pese a que sus socios de Gobierno en Móstoles, Ganar Móstoles y Unidas Podemos, le han retirado ya su apoyo.

Este miércoles, la ejecutiva regional del partido socialista envió una carta a la federal pidiendo la suspensión cautelar de militancia de Noelia Posse. Ella misma también lo hizo, pidiendo disculpas y asegurando no querer dañar más al partido. No obstante, ahora que ya no milita en la formación, el PSOE no puede obligar a Posse a renunciar a su acta como alcaldesa. Es cierto que, más pronto que tarde, la regidora caerá por su propio peso.

Desde la salida de su socio Más Madrid Ganar Móstoles del tripartito municipal, Posse gobierna en minoría con dos concejales de Podemos y diez socialistas. La oposición, con Ciudadanos llevando la voz cantante, quiere sacar adelante una moción de censura. Sin embargo, el bloque conservador, formado por los 6 ediles de PP, 5 de Cs y 2 de Vox, se quedaría a un voto de la mayoría absoluta (14).

Por su parte, Podemos ha propuesto una moción «instrumental» al PSOE para desalojar a la alcaldesa. Pero el bloque progresista, sin contar con el voto de Posse, tampoco alcanza la mayoría absoluta.

Las críticas llegan también desde el propio partido socialista. El secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, aseguró este miércoles que había aconsejado en varias ocasiones a Posse que dimitiera, pero que ella lo rechazó.